REAL MADRID

Bale pone fin a su purgatorio

El galés, que hasta hoy llevaba casi dos meses sin marcar en la Premier, hizo gol al Stoke, en la Carabao Cup. Sólo había jugado el 27% de los minutos posibles con Mourinho.

Gareth Bale pone fin a su purgatorio. El galés tenía dos partidos más para cerrar un 2020 particularmente nefasto para él y en el primero de ellos, contra el Stoke, en la Carabao Cup, marcó el primer gol del Tottenham. El galés vuelve a dar señales de vida aunque en su segunda etapa en Londres, como en el Madrid, sigue vistiéndose de Guadiana.

Bale pensaba que regresaba al cielo pero su año en los Spurs está siendo un inesperado purgatorio. Mourinho se congratuló muchísimo con su llegada y no dejó pasar la oportunidad de colgarse la medalla de su fichaje por el Madrid ("Yo se lo recomendé a Florentino") y también de mandarle un recadito al club blanco, pero a la hora de la verdad ha preferido al galés en el banquillo, donde tampoco se le ha visto especialmente preocupado. Incluso bromeando, a veces. Hasta este miércoles, que ha vuelto al once contra el Stoke, Bale sólo había tenido el 27 por ciento de los minutos posibles aunque con Gales sigue generando polémica como siempre. Gaz, como le conocen en el vestuario de los Spurs, no jugó ni un minuto en tres partidos de campanillas (Manchester City, Chelsea y Arsenal) donde su equipo ni le necesitó (sumaron siete puntos de nueve).

El Tottenham ha caído a puestos de Europa League tras el 0-2 de este fin de semana contra el Leicester en el que Bale de nuevo fue suplente y tampoco hizo de revulsivo. Una falta lanzada de aquella manera fue su única aportación. El Tottenham sigue sin poder contar con los goles del poderoso zurdo en la liga (sólo un tanto en la Premier, hace casi dos meses, en el 2-1 al Brighton el pasado 1 de noviembre). Pero ha visto la luz en la Carabao Cup, este miércoles, abriendo el marcador ante el Stoke.

Bale, sonriente, en el banquillo del Tottenham durante el duelo contra el Leicester.

Un gol en titularidades en la Europa League

En cualquier caso, un ínfimo bagaje si se tiene en cuenta que Mourinho sólo ha tirado de manera regular de Bale en los primeros compases de la Europa League donde los Spurs han tenido tres rivales de muy poca entidad, el Royal Amberes belga, el LASK austriaco y el Ludogorets búlgaro. Seis partidos en los que siempre fue titular pero en los que únicamente participó activamente en un gol, en el 3-3 ante el LASK.

"No veo a Gareth volviendo al nivel que tenía antes"

Roy Keane, en la televisión británica

El resultado es que hasta en el Reino Unido dudan del galés. "No veo a Gareth volviendo al nivel que tenía", fue el análisis este fin de semana de Roy Keane, ahora comentarista televisivo de la Premier. Sea el que fue o no, en verano tiene que volver al Madrid porque tiene contrato en Chamartín hasta 2022. Amenaza con quedarse ese año restante, justo lo que peor le vendría a una entidad blanca que está haciendo malabares con la masa salarial...