ATLÉTICO DE MADRID-ELCHE

1x1 del Atlético: con nueves se vive mejor; Lemar crece

El uruguayo logró un doblete que redondeó Diego Costa desde el punto de penalti. Asistencias fantásticas de Trippier y Carrasco. Oblak encajó en casa.

Simeone apostó por un once muy ofensivo, regresando a la línea de cuatro atrás con Lodi y Trippier en los costados, Koke con Llorente de vuelta al doble pivote, Lemar, cada vez más importante y Carrasco en las bandas y João Félix y Luis Suárez en ataque. El uruguayo volvió a estar más fino y dejó un doblete con dos movimientos enormes en el área. Diego Costa, gran noticia en el regreso y encima con gol de penalti.

Oblak: El primer remate del Elche supuso el segundo gol que encaja en el Wanda Metropolitano. Nada pudo hacer el esloveno, que vio como Boyé le remataba solo en el área pequeña. Buena mano para el remate a la media vuelta del nueve del Elche.

Trippier: De vuelta al once tras haber tenido su primer descanso del curso en Copa. En esta ocasión en una línea de cuatro, teniendo que estar más atento a su espalda y en las ayudas para Savic. No por ello dejó de subir la banda con constancia, poniendo un balón de muchísimos quilates para Suárez que acabó en el primer gol. El uruguayo solo tuvo que rozar el esférico. Bien manteniendo la posición y sumando siempre cuando pudo mostrarse. Incluso fue participe en el tercer gol, ya que buscó en el saque de banda a Costa que provocó el penalti.

Savic: De vuelta al once tras un respiro en Copa y sufrir una faringoamigdalitis. En esta ocasión en una zaga con cuatro atrás, formando centro de la zaga con Hermoso y alejándose más del perfil derecho. Con el Elche muy hundido, fue el cinturón de seguridad del equipo junto a Hermoso y Koke. En el gol del equipo ilicitano no llegó a cubrir la posición de Boyé, al que habían dejado solo entre Hermoso y Trippier.

Hermoso: Con más metros que cubrir y responsabilidad en el cuerpo a cuerpo formando pareja de centrales junto a Savic. Muy atento para evitar que Boyé, más fuerte físicamente, recibiese de espaldas. Así vio la amarilla en la primera mitad. Con balón siempre suma. Buen partido de un jugador que no para de crecer esta temporada, aunque queda la duda de si perdió la marca de Boyé en el gol de estrategia del Elche. 

Lodi: Titularidad en Liga para volver a una defensa de cuatro. Subió con constancia la banda, aprovechando la presencia de Koke por detrás para liberarse en su costado. Dejó algún detalle de calidad tratando de formar superioridad numérica junto a Carrasco. En defensa sufrió algo más, saliendo del sitio en varias ocasiones y cometiendo faltas innecesarias.

Koke: Tapón del centro del campo. Con una zaga de dos centrales, laterales muy ofensivos e interiores entrando por dentro, su función fue la de iniciar los ataques con una responsabilidad táctica enorme. Liberaba a Llorente en ataque y cerraba el centro del campo junto a Savic y Hermoso. Con la entrada de Saúl y Kondogbia pudo liberarse de tanto trabajo oscuro en defensa. No se le pudo ver tanto, pero tuvo un papel clave para evitar que el equipo se rompiese.

Llorente: Regreso al pasado, volviendo a jugar en una posición más cercana al doble pivote principalmente en defensa junto a Koke. Es un comodín para Simeone, que sabe que le puede poner en cualquier posición del centro del campo o del ataque con rendimiento. Eso sí, sin perder sus diagonales al espacio para generar peligro. Buscó portería con un disparo lejano tras una buena jugada de estrategia. Se movió mucho y fue importante en la presión, aunque se le pudo ver menos con balón.

Lemar: Simeone premió su buen momento con una nueva titularidad. Muchísima movilidad y responsabilidad con balón, sin dejar de pedirla y ofrecerse. Es un jugador nuevo, repleto de confianza. Buscó iniciar las jugadas, desbordar y probar el disparo cuando llegaba a los últimos metros. Participó en el inicio de la jugada del gol de Suárez. Con sus giros y quiebros consiguió desarbolar a la defensa cerrada del Elche. Se marchó sustituido a los 65 minutos después de dejar una buena actuación.

Lemar celebra un gol con Luis Suárez.

Carrasco: Inició como interior izquierdo, en esta ocasión con Lodi por detrás y teniendo que recorrer menos metros en banda. En la primera mitad estuvo menos incisivo que en partidos anteriores, sin poder encarar en el uno para uno a su par. Pero en la segunda fue creciendo, encontrándose con Lodi y entrando más en juego cerca del área rival. Así llegó el segundo gol, con un centro diagonal, tenso y preciso para el remate de Suárez. Asistencia extraordinaria. Sustituido poco después, cuando el Elche había recortado distancias.

João Félix: Menos activo que en otros partidos. Apático en ciertos periodos de la primera mitad, fijó más a los centrales sin bajar a recibir tanto y entrando menos en juego. Dejó un toque de muchísima calidad para Llorente en el área, que remató por arriba. Durante gran parte del partido se desplazó hacia la banda derecha, dejando hueco por el centro para Lemar junto a Llorente. Se marchó sustituido con problemas físicos, quizás le afectaron para esa versión menos activa del portugués. 

Luis Suárez: Más ágil en sus movimientos y punzante en los desmarques que en los últimos partidos, le ha venido bien una semana completa de entrenamientos. La primera que tuvo le señalaron penalti y se dispuso a lanzarlo, pero como ante el Granada, el VAR lo anuló. La segunda disparó fuera desde la frontal del área y la tercera fue para adentro. Un toque sutil a un balón espectacular de Trippier para abrir el marcador y reencontrarse con el gol. En la segunda mitad, volvió a ver puerta con otro movimiento de killer en el área. Desmarque al segundo palo para rematar el centro preciso de Carrasco. Todavía tiene que alcanzar su punto de forma en ciertas acciones de espaldas, pero ya suma siete goles en Liga. 

Cambios para reforzar el medio

Saúl: Entró para darle una mayor solidez al centro del campo y liberar a Koke de esa función en la recuperación. En los minutos que tuvo, el Atlético jugó más replegado, apareciendo poco con balón.

Correa: Se situó en la banda derecha para dar trabajo al costado y colaborar con Trippier. Dejó algún despeje importante dentro del área propia. En ataque no pudo asomarse a la frontal del área.

Kondogbia: Más músculo para el centro del campo. En Copa había tenido un papel destacado, pero volvió al banquillo. Su entrada por João Félix supuso bajar las líneas para proteger el resultado.

Diego Costa: Una alegría volverle a ver en los terrenos de juego y encima con gol. Provocó un penalti con un contacto mínimo en el brazo y lo convirtió con seguridad. Superada una trombosis venosa profunda, añade competencia en la delantera. Físicamente se le ve más fino y musculado que nunca.

Felipe: Últimos minutos del partido para volver a una defensa de tres centrales y blindarse ante los centros laterales del Elche. Buena acción de repliegue para cubrir la espalda de Savic.