CELTA

La asignatura pendiente de Denis

El mediapunta solo ha marcado un gol desde que fichó por el Celta. La posición que ocupa con Coudet le exige tener más llegada desde segunda línea.

Denis Suárez, durante un entrenamiento del Celta en la ciudad deportiva del club vigués.

Nunca se ha caracterizado por marcar goles, si no por servirlos en bandeja. No obstante, la sequía realizadora que arrastra Denis Suárez resulta alarmante. El mediapunta lleva quince meses sin ver portería, la peor racha de su carrera. Se trata de la asignatura pendiente de un futbolista que esta temporada sí está ofreciendo la regularidad que le faltó en su primera campaña como celeste. 

Denis solo ha anotado un tanto tras su regreso al Celta en el verano de 2019. Lo marcó en la tercera jornada del pasado curso, un gol que supuso el 1-1 definitivo en la visita olívica al Sánchez Pizjuán. Desde entonces, el talentoso centrocampista de 26 años ha disputado 36 encuentros oficiales.

Las cifras realizadoras del canterano céltico en Primera se pueden catalogar como discretas. Su ejercicio más fructífero en este apartado fue el 2015-2016, cuando perforó las redes de la portería rival en cuatro ocasiones con la camiseta del Villarreal. Llaman más la atención sus datos de asistencias. El año que militó en el cuadro castellonense salieron seis pases de gol de sus botas, uno más que la pasada temporada con el Celta.

Nueva demarcación

Primero Fran Escribá y después Óscar García emplearon al de Salceda habitualmente como falso extremo. Esa posición la ha abandonado con Eduardo Coudet. En el 4-1-3-2 del argentino, Denis lleva la manija del equipo actuando por delante del único pivote, de Renato Tapia. Su participación en el juego ha aumentado, pero la misión que le ha encomendado el Chacho también le exige amenazar a la portería rival llegando desde segunda línea. Por el momento, en tres partidos a las órdenes del argentino los intentos para poner fin a su sequía se han limitado a dos remates y ninguno de ellos encontró los tres palos.