MIGRANTES DEL BALÓN

Pozuelo: "Me río cuando dicen que jugar en la MLS es fácil"

El centrocampista andaluz de Toronto FC atiende a AS horas después de ser elegido jugador más valioso de la Major League Soccer.

alejandro pozuelo toronto españoles extranjero mvp mls
Toronto FC Facebook

Alejandro Pozuelo (Sevilla, 1991) se convirtió en el segundo futbolista español -en 2016 lo ganó David Villa- en conquistar el MVP de la temporada en la Major League Soccer (MLS), una competición en la que marcó nueve goles y dio 10 asistencias con Toronto FC. La franquicia canadiense quedó en segunda posición en la Conferencia Este, pero no pudo pasar de octavos en los 'play-offs' por el título. Ya desde Sevilla, donde afronta casi dos meses de vacaciones antes de regresar a Canadá, Pozuelo pormenoriza el que ha sido su segundo año viviendo el sueño americano. "Estoy haciendo bien las cosas", advierte.

¿Cómo sienta ser el mejor jugador de la MLS?

Estoy todavía asumiéndolo porque, como no hubo gala, no viví el ambiente de celebración. Como estoy en España no me han podido dar el premio, me lo dijeron por videollamada y ha sido todo más frío, pero estoy muy contento. Es un premio muy importante. Uno de los más importantes que he ganado, de hecho. Significa que estoy haciendo bien las cosas.

Cuando le comunicaron que había sido elegido MVP dijo que no se lo esperaba, ¿de verdad le pilló por sorpresa?

Totalmente. Sabía que estaba nominado, pero me engañaron diciendo que lo que íbamos a hacer era una entrevista para la MLS. Le dije a la jefa de prensa de Toronto que no me gustan mucho las entrevistas, pero me dijo que había que darla sí o sí, que era la última del año. Por eso fue una sorpresa. No esperaba que la videollamada fuera con Don Garber ni que fuera a decirme que había sido elegido mejor jugador.

¿Cómo interpreta haber ganado la votación de la prensa pero no la de futbolistas y clubes?

No me he fijado en eso. Solo he visto que gané con un 35% de los votos totales, aunque no sé como estaba repartidos. Para mí es algo sin importancia. No me importa. Lo importante es que he ganado el premio.

Nueve goles y 10 asistencias. ¿Contento?

Estoy muy contento con mis números. El año pasado hice mejores números, pero también jugué más partidos. Llevo dos años muy buenos. Es difícil ir a Bélgica, jugar tantos partidos y ser uno de los mejores jugadores de la competición e ir ahora a la MLS y ser el mejor. Eso significa que llevo cinco o seis años haciendo las cosas bien. La gente dirá que es fácil porque juego en la MLS, pero es muy difícil estar tanto tiempo siendo uno de los mejores de la competición en la que juegas. Es un bonito premio al trabajo.

"Con la pierna derecha no podía hacer nada. Ni disparar ni nada. No podía jugar al 100%, pero tenía que forzar porque eran los 'play-off'"

Pozuelo, MVP de la MLS

Fundamental la libertad que le dio Greg Vanney.

Totalmente. Tenía muy buena relación con Vanney, tanto dentro como fuera del campo. Confiaba mucho en mí y ofensivamente podía moverme por donde quisiera. Me daba libertad para ir a recibir el balón, encontrar espacios... Que te den esa autonomía es fundamental para un futbolista. Sentirse cómodo y con confianza es lo más importante. En Bélgica jugaba parecido. Con libertad, espacio para moverme... Cuando se juega así las cosas salen. Que haya ganado el MVP es, en parte, gracias a él.

Personalmente fue una gran temporada, una pena la temprana eliminación en 'play-offs'.

Fue un varapalo, pero colectivamente también ha sido un año muy bueno. Hemos tenido que estar jugando en Estados Unidos mucho tiempo. Lejos de la familia. Y aún así hemos quedado segundos en la Conferencia Este. Hicimos una temporada regular muy buena, pero los 'play-offs' son a muerte súbita y no perdonan. Cuando te eliminan parece que todo se ha hecho mal, pero ni mucho menos. Ha sido un año muy bueno. Esperábamos llegar más lejos, pero estábamos cansados física y psicológicamente. El equipo se vino abajo en el último tramo, pero nos servirá de experiencia para el año que viene. Si hubiéramos jugado en Toronto seguramente otro gallo hubiera cantado -el club canadiense cambió su sede a Estados Unidos debido a las restricciones de movimiento ocasionadas por la Covid-19-.

También le mermó la lesión que sufrió al final de la temporada regular.

Tuvimos muchos problemas y uno de ellos fue mi lesión. Tuve un problema en la zona del pubis y me afectó al abductor. Hice tratamiento, pero evité la resonancia porque sabía que, si me la hacía, tenía que parar. Con la pierna derecha no podía hacer nada. Ni disparar ni nada. Cuando tocaba disparar en los entrenamientos, Vanney me sacaba para que no tirara a puerta. El último tramo estaba muy bien físicamente, pero me encontré con ese problema en el abductor y eso me mermó. No podía jugar al 100%, pero tenía que forzar porque eran los 'play-off'. Aún así ha sido un gran año. Me quedo con eso.

Defienda un poco la MLS.

La MLS es una liga muy competitiva. Hay grandes futbolistas. Quien diga que sea fácil que venga y juegue aquí. Y a ver si consigue ser uno de los mejores jugadores. A mí cuando me dicen que jugar aquí es fácil me río porque han pasado muchísimos grandes jugadores. Schweinsteiger, Henry, Beckham, Gerrard, Lampard... Ninguno ha sido elegido MVP. No creo que sea tan fácil.

Sí lo ganó Villa. Supongo que será un orgullo aparecer junto al máximo goleador de la selección española en la lista de españoles que han ganado el MVP en la MLS.

Indudablemente. Para mí es un orgullo aparecer junto a David Villa en la lista de MVPs españoles en la MLS. Es algo que queda para la historia de la competición. Han pasado muchos españoles por aquí, pero hasta ahora solo él, que es una leyenda del fútbol español, había conseguido ser el jugador más valioso.

Villa se fue sin ganar la MLS Cup. ¿Pasa eso por su cabeza?

No, ni mucho menos. Yo vine aquí para ganar la MLS Cup. El año pasado estuvimos a un pasito. Ganamos la Conferencia Este, pero perdimos la final. Aún tengo años de contrato y mi objetivo es ganar la competición.

¿Cree que ha alcanzado su mejor nivel o aún hay alguna temporada con el Genk en el que rindió por encima de lo que lo está haciendo en Toronto?

En Bélgica también tuve muchos años. Jugábamos la Europa League habitualmente y en la temporada 16/17 nos eliminó el Celta en cuartos. Nos quedamos a un paso de medirnos al Manchester United en semifinales. Ese también fue un gran año. Quedé segundo en el premio a mejor jugador de la temporada. Recuerdo que se lo llevó Vanaken, del Brujas, que en Bélgica tiene más tirón que el Genk. Ahí también influenció que Vanaken fuera belga... Pero bueno, estoy contento. Llevo cinco o seis años a un gran nivel y eso para mí es importante.

Al final, los nueve millones que pagaron por usted van a parecer pocos. Ha hecho que la afición se olvide de Giovinco.

Es verdad que, desde que llegué, he tenido dos años muy buenos. Cuando aterricé en Toronto la gente estaba un poco contrariada porque se acababa de ir Giovinco. Él fue un icono y sigue siendo un ídolo en Toronto. Reemplazarlo no era fácil. Es cierto que nunca me marqué ese objetivo porque somos jugadores diferentes. Jugamos en posiciones distintas. Es cierto que llegué en su lugar, pero no me metí ninguna presión en ese sentido. Vine a jugar, a disfrutar y a hacerlo lo mejor posible. Si hubiéramos jugado juntos habríamos hecho grandes cosas.

¿Sus excompañeros le preguntan mucho por la MLS?

Muchísimo. Muchos compañeros que he tenido en España me preguntan por la competición. Es una liga muy interesante que llama mucho la atención. Tiene mucho marketing, mucha repercusión... También está la NBA, que es muy llamativa para los futbolistas cuando vienen... Tengo muchos excompañeros que estarían encantados de venir aquí.

"Marc Gasol me decía que iba por la calle tranquilamente con su familia y la gente no le molestaba. Imagínate a Gasol paseando por España... Sería imposible"

Pozuelo, MVP de la MLS

¿Le presiona ser jugador franquicia? Es algo que, de inicio, le obliga a rendir por encima de sus compañeros.

Tengo la suerte ser especial en ese sentido. Que sea o no jugador franquicia es algo en lo que no reparo. Intento ser un chico normal, pasar el máximo de tiempo con mi familia, y no ponerme ningún tipo de presión encima. Otros tendrán esa presión encima, pero yo no. Nunca pienso en que cobro más que otros compañeros y que por eso tengo que rendir más y mejor. Solo intento divertirme y hacerlo lo mejor posible sin ningún tipo de presión.

Ayudará lo tranquila que es la vida en Toronto.

Sí, la verdad es que tengo una vida muy tranquila. Paso mucho tiempo en casa. Los niños salen del colegio a las tres de la tarde y, cuando llegan, pasamos el tiempo jugando y descansando para poder rendir en el entrenamiento del día siguiente.

¿Le reconocen por la calle en Toronto?

Sí, pero no te molestan. Es una de las cosas positivas que tiene jugar aquí. Por eso grandes jugadores como Gerrard o Henry vinieron aquí. Son gente muy conocida en Europa, pero aquí pueden hacer una vida normal. Salir a pasear, a tomar algo... Aquí lo pueden hacer con normalidad y en Europa sería imposible. Es algo que también me decía Marc Gasol cuando estaba en Toronto. Que iba por la calle tranquilamente con su familia y la gente no le molestaba. Imagínate a Gasol paseando por España... Sería imposible.

Y ahora está en España, ¿le siguen reconociendo por Sevilla?

Bastante, la verdad. En Sevilla me siguen reconociendo cuando voy por la calle. Tendré una cara peculiar, porque hasta con la mascarilla saben que soy yo. Parece que sigo jugando en el Betis porque cuando voy con mi familia la gente me sigue parando. Eso es bueno.

Hace unos meses intentó emular junto a Piatti el penalti que ya hicieron Messi y Suárez, pero les salió mal. ¿Cómo se gestó aquello?

(Ríe) Madre mía. Hablando en los entrenamientos surgió la idea. Cuando nos pitaron penalti solo necesitamos mirarnos para saber que íbamos a hacerlo. Sabíamos que ninguno podía fallar, porque o la liaba él o la liaba yo. Salió bien, pero el árbitro lo anuló y aún no sé muy bien por qué. Vamos a intentarlo otra vez. Si Piatti sigue volveremos a hacerlo. No sé si debería haber dicho eso (ríe).