BARCELONA | JORDI FARRÉ

"Koeman está hasta las narices"

Jordi Farré, el promotor del voto de censura que liquidó a Bartomeu contra pronóstico, aspira a repetir la sorpresa en las elecciones. Está seguro de la sorpresa.

El miércoles inaugura su sede. ¿Con qué expectativas empieza desde que lideró el voto de censura?

Estoy contento porque seguramente sin la moción de censura la situación seria chunguísima. Las declaraciones de Tusquets así lo confirman. Han pasado cosas que no deberían haber pasado. Tenemos muy buenas expectativas, como dicen las casas de apuestas, que saben de esto, seremos tres lo que pasemos.

¿Cuáles serán?

Font, Laporta y yo.

¿No habrá pues candidato continuista?

La gente está cansada de esta manera de gobernar que ha sido poco transparente, bastante oscura, con una situación deportiva que está a la vista y la económica, tres cuartos de lo mismo.

¿Cuál es la más preocupante?

Las dos van unidas. El otro día me preguntaban si ficharía a Neymar o a un jugador como Neymar.

¿Y lo ficharía?

Evidentemente que sí, porque un jugador como él iniciaría lo que Laporta definió como el círculo virtuoso, si tienes a los mejores ganas títulos y tienes más ingresos. Una cosa sin la otra no se entiende.

¿Y cómo se ficha sin dinero?

No veo un problema de este calibre, lo que pasa es que es un club mal financiado. Hay que refinanciar la deuda a largo plazo porque ahora está a corto. Por eso el Espai Barça es básico. Hay que cambiar el modelo de crédito al de concesión. Hay que parar la deuda.

¿La campaña será más económica que deportiva?

No. Las tres patas del Barça son lo social, lo económico y lo deportivo. Para crecer hay que invertir y nuestro principal activo son los jugadores. El eje ha de ser La Masia, que debe de convertirse en el motor deportivo y económico. Como hace el City con sus jugadores, que en un año ha ingresado 146 millones.

¿Qué imagen cree que transmite al socio después de haber sido el líder de la moción?

Hemos pasado de las palabras a loa hechos. A la gente del Barça le gusta la gente valiente y hemos demostrado que no estamos aquí para hablar como el resto de precandidatos. Venimos a trabajar.

¿Ya lo están haciendo?

Estamos negociando pero desde la autoridad del precandidato.

¿En qué temas?

Trabajamos sobre la continuidad de Leo, el Espai Barça, la marca Barça, que ya la estamos creando. Si no ganamos, que lo dudo, se lo pasaremos al próximo presidente.

¿Puede concretar el 'tema Leo'?

Diseñamos una propuesta para que se sienta a gusto para los dos tres cuatro años que le puedan quedar. Creo que el tema económico no es el primordial. Trabajamos para crear una marca conjunta entre Messi y Barça y para que sea presidente honorífico o embajador. El cargo aún no lo tenemos perfilado. Quiero que se quede para siempre y que vayamos unidos como marca el Barça y Leo, lo que será muy potente.

Decía que la gente valora los valientes, ¿si no hubiera dado el paso del voto de censura, aún estaríamos con Bartomeu?

Evidentemente. Sin duda. Todos hablaban de moción de censura, pero nadie fue con papeles a las oficinas.

¿La experiencia de ese voto de censura le sirvió para conocer a otros precandidatos como Víctor Font o Fernández Alà?

No.

¿Y eso?

No vinieron a ninguna foto ni a buscar boletos. Font aún envió a alguien de su candidatura, pero Fernández Alà ni apareció.

¿No tuvo sensación de cooperación?

Ni los llegué a ver. Todo era tacticismo electoral. Si no salía bien, el problema era mío y si salía bien el éxito era de todos. No vinieron ni el día en el que lo habíamos logrado.

¿Salió bien de milagro?

No, estaba muy trabajado.

¿Recoger firmas por Navidad será parecido?

Ahora será más personalizado. Los puntos de recogida serán muchos, tendremos más de 100 y 150 voluntarios. Hará falta muchos voluntarios para explicar el proyecto. Se deberá ir puerta a puerta para buscar firmas.

¿Cómo sabrá donde viven los socios? ¿Puede que por los datos que recogió en el proceso de la moción y que creo tanta polémica?

Pedimos los datos y todo el mundo que los dio era con su consentimiento para entrar en el fichero de nuestra asociación. Tengo una base de datos, pero es que la tienen todos. Los que criticaban lo hacían exactamente igual, pero en una web. El Barça es una casa de locos.

Respecto al 2003, ¿usted se postula como el nuevo Laporta en pugna con Font y resulta que Laporta no quiere ser Laporta?

Tengo clarísimo Laporta no quiere ser Laporta y nosotros no es que queramos ser Laporta pero el otro día al ver las fotos de mi equipo vi una junta parecida a su primera candidatura, con empresarios de 40, 50 años que se lo han ganado ellos, gente joven y muy preparada. Cuando presentemos el equipo directivo y el ejecutivo y la gente alucinará

¿Le decepciona la puesta en escena de Laporta?

Sí. Cuando Laporta habla de unir al barcelonismo me parece rocambolesco, eso que ha sido uno de los mejores presidentes, pero desde el 97, cuando presentó la moción de censura, ha sido uno de los que ha fomentado la división. El discurso del buenismo no le pega.

Pero lo contrario es un Barça enfrentado…

Hay que acabar con el guerracivilismo, pero no puede ser él el que lo pare, tendrá que ser alguien nuevo, no uno de los que lo ha fomentado. Me sorprende que diga que diga que no hay que mirar atrás. Los activos del Barcelona deben de preservarse.

¿Es partidario de una acción de responsabilidad?

Si hay malversación, hay que actuar. No sé lo que han hecho, pero las palabras de Tusquets hablando de facturas fuera de precio de mercado o poco claras me preocupan. Haremos una due dilligence que se la presentaremos al socio y asumiré la responsabilidad y no haré como Sandro Rosell y votaré en blanco. El presidente tiene que ser valiente y mandar.

¿Qué opinión tiene de Carles Tusquets?

No entiende nada. El primer día lo que tenía que haber hecho es convocar elecciones. Negociar con los jugadores no vale de mucho porque el que venga tendrá que acabarlo y negociar para firmarlo. Ahora nos dice que nos llamará para hablar de fichajes, no lo entiendo. No es presidente, es presidente de la gestora. Se ha extralimitado y sus palabras fueron patéticas.

¿Hay que sacudir el proyecto deportivo?

Hace falta acabar una revolución que se ha quedado a medias.

¿Con Koeman?

Es una leyenda del Barça. Cuando ganemos hablaré con él y le hablaré de nuestro director deportivo, que en pocos días ya os lo podremos anunciar, porque está desligándose de un club. Hablaremos con él y saber que quiere hacer, si le gusta el proyecto seguirá porque es una leyenda pero no sé si quiere seguir. Entró con un proyecto y me consta que está hasta las narices ya.

¿Le gustaría que la respuesta de Messi fuera lo más rápida posible?

Espero que renueve al día siguiente de mi elección.

¿Eso es que hay algo hablado de antes?

Hay trabajo detrás.

Independientemente de que gane o no, ¿cómo cree que acabará el Barça esta temporada?

Mi director deportivo nos asegura que tenemos que salvar LaLiga y priorizar la Champions porque estamos a siete partidos de ganarla. El objetivo es la Champions.

Permítame, ¿eso es hacer de Madrid, quedar cuarto y ganar LaLiga?

Ahora es lo que hay.

Pero esto de hacer de Madrid…

Hay cosas del Madrid que decía Florentino que no están mal, pero adaptándolas. La frase de Zidanes y Pavones es retocable. Pavón era más malo que el reúma, pero el Barça debe de ser La Masia más los tres mejores del mundo. De hecho es el proyecto de mi director deportivo.

¿En qué sentido?

Él dice que ser director deportivo del Barça es lo más sencillo del mundo porque solo te tienes que fijar en 15 jugadores. no hay más de quince jugadores que puedan jugar en el Barça.

Usted ha vivido el barcelonismo desde Núñez hasta Bartomeu. ¿Con qué se queda de cada presidente que ha conocido?

De Núñez con el proyecto económico y la disciplina de club, de Sandro Rosell con que prohibió fumar en el estadio y eso que soy fumador, de Laporta con el proyecto deportivo y de Bartomeu con el impulso al fútbol femenino.