UN ERROR HISTÓRICO

Indignación en el Espanyol: el Museo de Cera viste a Zamora del Barça

"Los 15 años de Ricardo Zamora en el Espanyol merecen otra consideración", explica el club en las redes sociales. Un agravio para la entidad blanquiazul.

Zamora de jugador y en el Museo de Cera.
DIARIO AS

Ricardo Zamora, el primer gran héroe del fútbol español, un icono que traspasó fronteras por sus paradas y carisma, jugó 15 años en el Espanyol, seis en el Real Madrid y tres en el Barcelona. Pero para el Museo de Cera de la Ciudad Condal, que ha abierto sus puertas después de una reforma integral, la imagen más representativa del meta es vestirlo con la camiseta con el escudo del Barça junto a otros ilustres jugadores, estos sí, entre ellos Leo Messi.

La reacción del Espanyol, acostumbrado a este tipo de agravios en Cataluña, no se hizo esperar. "Los 15 años de Ricardo Zamora en el Espanyol merecen otra consideración. La semana que viene nos comprometimos a venir a explicar los detalles que necesitéis para que podáis corregir este error histórico flagrante". Y justo después adjuntaba un vídeo realizado por la Fundación en el que se narra la historia ligada completamente al Espanyol del guardameta internacional.

El jugador, con apenas 16 años, fichó por el Espanyol donde jugó tres campañas. A los 19 años dejó el fútbol para centrarse en sus estudios, pero siempre tuvo querencia por el balón, así que el Barcelona logró seducirlo para jugara allí tres años. Lo explica el mismo portero. "Les había prometido a mis padres que dejaría el fútbol para terminar mis estudios. Pero seguía reuniéndome con amigos para jugar y la directiva del Barça vino a hablar conmigo. Poco les costó convencerme de que volviese a tomar los botines y los guantes”.

En 1923, Zamora pidió un aumento de ficha al Barcelona, que no llegó, por lo que regresó al Espanyol hasta 1930. Con el equipo perico jugó la primera Liga y ganó la primera Copa del Rey, en 1929. Luego, por 100.000 pesetas, lo fichó el Real Madrid, donde jugó seis años antes de exiliarse en Francia y finalizar su trayectoria como jugador. Ya como entrenador, estuvo dos etapas de dos campañas cada una en el banquillo del Espanyol. Un repaso a su última parada y su vida se puede leer en el siguiente Especial de AS.