VALENCIA

La maldición de los defensas

Mangala, Paulista, Diakhaby, Gayà y Guillamón han tenido esta temporadas lesiones musculares en el muslo. Sólo Wass, Lato y Correia no se han lesionado.

Hugo Guillamón, lesionado.
ALBERTO IRANZO

El Valencia afrontará el partido contra el Eibar del próximo lunes con varias bajas. Las más significativas la de los defensas Gayà y Guillamón, que cayeron en los duelos ante el Alavés y Atlético, respectivamente. Y además justo después de que ambos volvieran de las respectivas concentraciones con la selecciones españolas absolutas y sub-21.

El caso es que el Valencia está siendo muy castigado esta temporada por las lesiones, sobre todo en la parcela defensiva. Además de Gayà y Guillamón, también han caído en estos meses de competición Eliaquim Mangala, Gabriel Paulista y Mouctar Diakhaby, todos con problemas musculares en el muslo. Cinco defensas a los que habría que añadir a Jasper Cillessen, portero, que está lesionado con una rotura en el cuádriceps de la que tuvo que ser intervenido.

La maldición de los defensas en el Valencia comenzó a los 17 minutos de temporada. En el primer partido de Liga, ante el Levante, Mangala se lesionó y tuvo que ser sustituido. El central francés se perdió cinco partidos (Celta, Huesca, real Sociedad, Betis y Villarreal) aunque en realidad no volvió hasta el pasado sábado, cuando disputó 33 minutos por la lesión de Guillamón, ante el Atlético.

El siguiente en caer fue Paulista, con lo que los dos centrales titulares en el debut liguero se juntaron en la enfermería. Otra lesión muscular en el muslo le mantuvo fuera de los terrenos de juego tres partidos (Huesca, Real Sociedad y Betis). A renglón seguido el que cayó fue Diakhaby. Fue en el partido contra el Elche, justo cuando regresaba Paulista. Se ha perdido los duelos contra el Getafe, Real Madrid, Alavés y Atlético. En principio, está para volver el lunes ante el Eibar.

Hace dos jornadas, contra el Alavés, el que se echó la mano en la parte posterior del muslo fue José Gayà. Era el último minuto de partido y su isquio dijo basta. Estará varias semanas fuera. Ya se ha perdido el duelo ante el Atlético y se perderá seguro el del lunes ante el Eibar. Sigue trabajando en el gimnasio y con los fisios. El último en caer fue Guillamón, ante el Atlético. Además forzó la quinta amarilla del ciclo con lo que también está sancionado. No obstante, tiene también para varias semanas.

Con estos antecedentes, los defensas deberán tener mucho cuidado el próximo lunes, en Ipurua. Por ahora, los tres únicos defensas de la plantilla que no se han lesionado han sido Wass, Correia y Toni Lato.