CHAMPIONS

El Dortmund echa humo por Mateu: "Se ha pasado"

"No fue penalti, en absoluto. Es increíble que esto pase hoy en día. Es teatro. Se tira a la piscina. Exagera y nadie interviene", declaró Favre, técnico del conjunto alemán.

No suele ser Lucien Favre una persona que pierde los estribos fácilmente, pero lo sucedido el pasado miércoles sobre el césped del Signal Iduna Park durante el empate a uno ante el Lazio tocó la fibra del técnico suizo. El colegiado español Antonio Mateu Lahoz volvió a ser noticia, esta vez a nivel internacional, por comerse lo que fue un piscinazo en toda regla de Sergej Milinkovic-Savic que interpretó como penalti y Ciro Immobile transformó. Fue el tanto del empate que privó al Borussia de la clasifiación a octavos como líder, algo que no sentó del todo bien a Favre. Echaba humo.

"No fue penalti, en absoluto. Es increíble que esto pase hoy en día. Es teatro. Se tira a la piscina. Exagera y nadie interviene", rajó el míster de los negriamarillos nada más terminar el choque en el oeste de Alemania. "El resultado, al final, es de 1-1, pero no refleja la realidad", añadió, quejándose también de la falta de explicaciones por parte de Mateu Lahoz y su equipo arbitral tras poderse apreciar en la repetición que no fue penalti: "Nadie dice nada, nadie abre la boca", insistió Favre, visiblemente molesto. Nico Schulz, autor de la presunta falta sobre Immobile, desveló la conversación que mantuvo con el árbitro justo después de que señalara penalti: "Me dijo que le había dado, nada más", relató el internacional alemán.

Michael Zorc, director deportivo del BVB, apoyó las declaraciones de su entrenador su jugador. Pero cargó contra el ayudante de Mateu Lahoz en la sala VOR, Alejandro Hernández Hernández. "Si este tipo de decisiones no se corrigen, no necesitamos el VAR. Llega un momento en el que es demasiado", subrayó en Sky. "Nos jugábamos el liderato. Se ha pasado. El VAR tiene que intervenir. De no hacerlo en lo que es un decisión errónea tan evidente, no sé para qué está todo esto. Es absurdo", concluyó.