DEPORTIVO

Derik mejora y su reto es volver a jugar antes de que acabe el año

El central del Depor entra en la recta final de la recuperación de su lesión en el sóleo. El partido de Copa ante El Ejido, escenario propicio para su reaparición.

Derik Osede entrenando con el Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La enfermería del Deportivo ha tenido inquilinos prácticamente todas las semanas en lo que va de temporada. Pero ninguna lesión ha sido tan seria como la de Derik Osede. Aunque en un principio se temió algo todavía peor cuando tuvo que retirarse del campo ante Unionistas, el central sufrió una importante rotura en el sóleo y lleva ya más de un mes de baja. Hoy ha entrado en la recta final de la recuperación y ya se le ha visto correr sobre el césped de Abegondo.

Y es que todavía le quedan unos días alejado de los terrenos de juego mientras completa su readaptación, pero con su mejoría tiene más cerca el reto de volver a tener minutos antes de que finalice 2020. Esto no siempre fue seguro cuando se lesionó el 1 de noviembre en el Reina Sofía, sobre todo por el calendario de este año en Segunda B, que para el próximo 13 de diciembre y ya no vuelve a reanudarse hasta 2021.

Pero su evolución positiva y, sobre todo, el inicio de la Copa del Rey pueden darle a Derik Osede la oportunidad de empezar a recuperar sensaciones ya antes de Navidad. Parece precipitado que esté listo para la última jornada contra el Celta B, por lo que el objetivo más real es esa eliminatoria ante El Ejido fijada para el próximo 17 de diciembre en Riazor.

Pendientes de Miku para Pasarón

Al margen de sus compañeros también está Miku, que se recupera de una lesión muscular sufrida en Guijuelo. En su caso ya toca balón y todavía no está descartado para medirse al Pontevedra, aunque habrá que ver cómo evoluciona en los próximos días.