TERCERA DIVISIÓN

El fútbol de los 'pobres': acto conmovedor entre el Barbastro y el Utebo

El autocar del Utebo se averió a kilómetros del estadio rival y no llegaban al partido a tiempo. Los jugadores del Barbastro les fueron a recoger para que se jugase.

El fútbol de los 'pobres': acto conmovedor entre el Barbastro y el Utebo
Twitter Luis Ángel Lassa

El Barbastro y el Utebo protagonizaron uno de los gestos de la semana. Ambos equipos militan en el grupo aragonés de Tercera División. En dicha categoría, los clubes apenas cuentan con presupuesto y en ocasiones incluso los futbolistas tienen que desplazarse en sus vehículos personales al campo para la disputa de los partidos. En este caso, el Utebo viajaba al feudo de su rival en un autocar, que sufrió una avería a pocos kilómetros del estadio. La situación se complicó hasta el punto de que no iban a llegar a tiempo para la disputa del partido, por lo que el Barbastro podría haberse llevado la victoria por incomparecencia del adversario. Sin embargo, tuvieron una fantástica reacción para que el partido siguiera su curso.

Los jugadores del Barbastro cogieron sus coches y dos furgonetas del club para desplazarse hasta el punto en el que se situaba el autobús averiado del Utebo. Recogieron a los jugadores para que pudieran jugar el partido, aún a sabiendas que eso podría repercutir en su contra. Finalmente, el encuentro acabó con empate a cero en el marcador, que coloca al Utebo líder y al Barbastro en la quinta posición de la clasificación.

Los protagonistas, en declaraciones recogidas a Aragón Deporte, explicaron cómo se gestó la anómala situación. "Nosotros estábamos en el campo y Miguel Manau, del Utebo, ya estaba ahí porque había venido en su propio coche. Se lo comentó a Dani Martínez, nuestro entrenador, y nos llevó a cuatro o cinco para ayudar. Ellos hubieran hecho lo mismo", cuenta Lucas Elbaile, capitán del Barbastro. Eduardo Capote, representante del Utebo, agradece la situación al rival: "Andando hasta el campo no íbamos a ir, porque para entonces ya iríamos perdiendo. Es un gesto espectacular porque también podrían haber dicho que nos buscásemos la vida o que para qué iban a venir a buscarnos para que luego les ganásemos".