DEPORTIVO

La defensa de Vázquez, en números del Superdepor

Sólo un gol encajado tras seis jornadas, algo que no se veía en A Coruña desde la temporada 93-94, en la que Liaño firmó un récord todavía vigente compartido con Oblak.

Carlos Abad imponiéndose por alto al ataque del Racing de Ferrol
Jesus Sancho (Sanchofoto) DIARIO AS

Ser un bloque invulnerable. Esa ha sido siempre máxima de Fernando Vázquez como entrenador del Deportivo. Lo fue en su primera etapa, cuando logró el ascenso a Primera, lo fue hace unos meses cuando recogió a un equipo hundido en la tabla de Segunda y lo es ahora, cuando está ante el difícil reto de salir del pozo de la Segunda B. Después de seis jornadas no se puede decir que no lo esté logrando, ya que el entramado defensivo del de Castrofeito sólo ha permitido un gol, algo que no se veía en A Coruña desde el Superdepor.

Ha habido campañas en las que se ha estado cerca y no se puede obviar la diferencia entre categorías, pero el Depor de este curso está a un nivel defensivo que de momento iguala los números de aquel equipo que dirigía Arsenio Iglesias en la 93-94. El grupo de los Djukic, Mauro y compañía no recibió el segundo gol hasta la jornada 9, por lo que esa es la barrera que se marca ahora la cobertura blanquiazul.

Carlos Abad y un inalcanzable Liaño

Después del tanto recibido en la primera jornada, Carlos Abad le ha puesto el candado a su portería. El meta canario se ha consolidado bajo palos y le da gran seguridad a su equipo aunque tiene poco trabajo durante los partidos. Está lejos de momento, eso sí, de un Liaño que acabó estableciendo en aquella temporada el récord de menos goles encajados que todavía sigue vigente a día de hoy, aunque compartido con Oblak (18 goles en 38 jornadas).

A nivel de reto personal sí tiene una marca más cercana. El portero llegado este verano acumula ya cinco partidos sin encajar y el techo de Liaño aquel curso fueron siete partidos manteniendo la portería a cero. Abad puede irse al parón igualando esta racha.

El Deportivo se ha convertido en una de las mejores defensas entre los 102 clubs que forman la Segunda B y sólo hay otros dos equipos que han recibido un único tanto: el Racing de Santander y el Ibiza. Eso sí, nadie saca tanto petróleo como el equipo coruñés a su producción ofensiva. Suma 14 puntos con 5 goles a favor, lo que significa que cada tanto se traduce prácticamente en una victoria.