FÚTBOL FEMENINO

Del Tacon al Real Madrid: así ha cambiado el proyecto blanco

El escudo madridista ha llegado al vestuario femenino rodeado de nuevas estrellas y un gran salto de calidad. Así lo demuestran los resultados.

Jugadoras del Real Madrid Femenino antes de la foto oficial con Florentino Pérez.

El Real Madrid femenino es ya una realidad en esta temporada. Tras un año a la sombra del Tacon, que incluso jugaba y entrenaba en Valdebebas, el primer equipo madridista en esta categoría ya rueda por los campos de la Primera Iberdrola. Y lo hace con la sensación de que las cosas empiezan a ir bien. Atrás queda la pelea por la permanencia del Tacon el curso pasado, en el que el equipo dejó altibajos preocupantes, que incluso arrastraban cierta desilusión para la hinchada blanca.

Una situación que dio un gran giro con la llegada del escudo del Real Madrid, que trajo profundos cambios en el vestuario femenino. El club madrileño mantuvo al frente a Ana Rosell, presidenta del Tacon y ahora del equipo femenino del Madrid, y David Aznar, técnico que dirige a las madrileñas tras haber logrado el ascenso y permanencia con el conjunto taconero.

Además de estas dos figuras, la actual plantilla tiene trece jugadoras del extinto Tacon. Tampoco ha cambiado nada en la sede de entrenamientos y partidos, siendo el Campo 11 de la Ciudad Deportiva Real Madrid en Valdebebas el lugar donde se ejercita y juega el femenino, tal y como acostumbraba el pasado año. 

Lo que sí que ha cambiado es el juego, sensaciones y resultados del equipo. Si comparamos el inicio liguero de Tacon y Real Madrid femenino nos encontramos con dos polos muy opuestos. De un equipo al que le costó encajar en la máxima categoría a uno en el que pelea por los grandes por dar el salto a los puestos de Champions, del que le separan dos puntos. De los cinco puntos sumados por el Tacon en las primeras nueve jornadas a los dieciséis que acumula el Madrid en el mismo periodo.

No sólo en los números se palpa la diferencia. El nuevo Real Madrid ha logrado despejar dudas tanto en ataque como en defensa, mejorando el juego que se presentó en la temporada anterior. Así, el equipo dirigido por David Aznar es el cuarto equipo más goleador de Primera, tras sumar 15 goles, y el octavo menos goleado, tras encajar nueve tantos. A falta de un partido, el que fue aplazado por la COVID-19 con el Levante, las blancas son cuartas en la clasificación con dos puntos menos que el Barça, que es tercero con tres partidos menos que sus rivales.

Asllani se consolida como estrella en el Real Madrid

También se ha dado entrada a nuevas estrellas, incluso al renacer del cracks que ya vistieron la elástica del Tacon en la anterior campaña. Este sería el caso destacado de Asllani que, tras una temporada muy desapercibida con el conjunto taconero, ha logrado alzarse como referente en el ataque blanco. La sueca es pichichi de la Primera Iberdrola con ocho goles y ha liderado al Real Madrid en estos primeros compases.

A Asllani se suma su compatriota Jakobsson, que ya ilusionó con el Tacon. Y, como un gran aire fresco, llegaron futbolistas que han irrumpido con fuerza y calidad en esta Liga como Marta Cardona, Maite Oroz, Ivana Andrés, Misa o Kenti Robles. Sus nombres representan a las primeras y nuevas estrellas de un Real Madrid que comienza a construir su historia con grandes pasos. La ilusión se masca en Valdebebas.

Será difícil llegar y besar el santo, sobre todo con el gran nivel y competencia que se presenta en esta Primera Iberdrola, con una fuerte apuesta por varios clubes. Sin embargo, y pese a que no habrá presión para ganar títulos de manera inmediata, existe una clara aspiración a ser uno de los tres equipos que consiga el pasaporte para jugar la Champions.