ITALIA

Nagelsmann tiende la mano a Khedira

El técnico del Leipzig desliza que le gustaría contar con el centrocampista y se lamenta por su situación. "Una lástima verlo al margen", reconoce.

Nagelsmann tiende la mano a Khedira

La situación de Sami Khedira (33 años) está lejos de ser idílica, pero parece que pronto despertará de la pesadilla. Días atrás llegaba desde Alemania el deseo del centrocampista por terminar su etapa con la Juventus y cambiar de aires en enero. Esto suponía un giro de 180 grados, pues en verano no quiso rescindir el contrato de 6 millones de euros netos que le unía a la Vecchia Signora hasta junio de 2021. Sin embargo, el haber sido apartado por completo del equipo le ha hecho cambiar de parecer. Ahora, Inglaterra y el Leipzig de Julian Nagelsmann toman fuerza como posibles destinos.

La Premier apuntaba a ser la vía de escape favorita por el jugador, como él mismo desveló en Sky Germany: "Cuando era un niño, siempre soñé con jugar en la Premier League. Estoy muy satisfecho con mi carrera, pero todavía me falta cumplir eso". Allí, el equipo que se llevaba el guiño principal era el Tottenham de Mourinho, con quien comparte pasado en el Madrid ("Siempre me ha gustado su sinceridad, si me llamara no le diría que no", reconoció). Mientras que otro exentrenador le abría las puertas a otro conjunto de las islas británicas, el Everton. Carlo Ancelotti indicó que le encantaría volver a trabajar con él (ganaron juntos la Champions en 2014).

Pues bien, ahora es otro el que le ha guiñado el ojo públicamente: Julian Nagelsmann. El técnico del Red Bull Leipzig reconoció recientemente que estaría dispuesto a hacerse con Sami. "No decido yo solo", respondió al ser preguntado por la posibilidad de incorporar al campeón del mundo. "Todos los nombres disponibles deben analizarse y discutirse internamente. Y lo haremos. Si es Sami, es cosa mía y de las personas involucradas. Lo que puedo decir es que ha jugado en muchos clubes importantes y ha ganado muchos títulos. Sería bueno para muchos equipos en Europa por su experiencia y liderazgo. Creo que es una pena verle al margen en Turín".

Nuestro protagonista no culpa a su actual entrenador de su limbo particular. "Me gustaría jugar, pero mi situación actual no depende de Pirlo", asume. Así, las opciones que se le presentan son atractivas, aunque también remotas. Ya que, de momento, no se ha producido un acercamiento oficial por ninguna de las partes. Sin embargo, el deseo de Khedira por buscar revitalizar su carrera y el gran bagaje con el que cuenta le convierten en una opción de lo más apetecible en el próximo mercado invernal.