REAL MADRID - ALAVÉS

Jota Peleteiro: "Soy muy de Özil, es una referencia para mí"

A José Ignacio desde pequeño le empezaron a llamarle 'Jota' y así se ha quedado. Se formó en el Celta, pasó un año en blanco en el Castilla, fue el héroe del ascenso del Eibar y se marchó a la aventura de Inglaterra. Ahora ha vuelto a España con el Alavés.

Jota Peleteiro: "Soy muy de Özil, es una referencia para mí"
DEPORTIVO ALAVES DIARIO AS

A José Ignacio desde pequeño le empezaron a llamarle 'Jota' y así se ha quedado. Se formó en el Celta, pasó un año en blanco en el Castilla, fue el héroe del ascenso del Eibar y se marchó a la aventura de Inglaterra. Ahora ha vuelto a España con la idea de demostrar su clase en LaLiga. El vestuario del Alavés es una pequeña Galicia gracias a Lucas, Joselu y Jota. "Es una alegría volver a estar con gente con la que ya había coincidido. Con el grupo estoy muy bien", expone Peleteiro (29 años). Los vitorianos disfrutarán este año de su talento.

Mucho susto lo de Manu García, que dio positivo y jugó el otro día ¿no? Están sin el capitán.

Desde que hemos empezado estamos con la máxima cautela posible. Es complicado porque por mucha precaución que tomes, tenemos familias y niños que van al colegio y te puede venir por cualquier lado. Procuramos que haya los menos casos posibles e intentar estar todos. Es imposible tener cero casos, pero cuantos menos haya, mejor.

¿Qué tal por Vitoria? ¿Qué se ha encontrado?

Estoy muy contento, desde el principio he tenido muy buena acogida y gran 'feeling'. Fue como un volver a empezar. Estoy acabándome de adaptar a la ciudad y al equipo.

Tres 'galeguiños': Lucas, Joselu y usted.

También es una alegría, volver a estar con gente con la que ya había coincidido. Con el grupo estoy muy bien. Con Pacheco también coincidí y eso facilita la adaptación.

¿Había ganas de volver a España?

Tenía ganas de una nueva etapa, de cambiar de aires. España es tu casa, pero tampoco es que estuviera mal en Inglaterra. Buscaba algo que me llamara la atención, que me motivara, y de todas las posibilidades que hubo, esta fue la que más lo hizo.

Extrañó que, teniendo ofertas de LaLiga, se fuera a la segunda categoría inglesa.

Era joven aún y tenía mucho por delante. Me llamaba la atención el fútbol inglés. Iba con el objetivo de jugar la Premier y pude lograrlo. Disfruté mucho en las dos categorías.

Una vez dijo: 'No me va ir con el rebaño'. En su carrera se ha desmarcado siempre de los convencionalismos. No le va lo que hacen todos.

Eso me ha caracterizado desde pequeño, he seguido más mis instintos que lo que todo el mundo ve lógico. Lo sigo haciendo. Este año me ha pasado lo mismo: había otras opciones y los del entorno me recomendaban aceptar algo diferente a lo que al final he escogido aquí en Vitoria. Tenía un buen pálpito. El que lo sufre o lo disfruta soy yo y tomo las decisiones con mi familia. Lo importante en la vida es ser tú mismo y hacer lo que te sale de dentro.

Iba para estrella. ¿Por qué le costó tanto debutar en Primera?

El año que acabo en Eibar tengo ofertas en Primera y no me corría prisa. Sabía que era el mismo jugador en Primera, Segunda o Tercera. No me llamaban las ofertas de aquí y sí la de la segunda inglesa. No me encasillo, no pienso si soy mejor jugador en este equipo o el otro o si estoy en el banquillo o jugando. Sé que soy un buen futbolista y no me paro a pensar lo que opine la gente, que parezca que soy mejor si estoy en Primera o fuera de ella. En todos los sitios que he estado he demostrado que valgo y eso es lo que me llena.

¿Le dolió la etapa del filial en el Celta? Les dijo que si no iba a debutar en el primer equipo tenía otros sitios donde ir. Con el presidente Mouriño tuvo sus más y sus menos.

Para nada. Todo lo contrario, es una etapa preciosa. Cuando tenía 18 años, estaba en dinámica del primer equipo. A los 20 me fui al Madrid. Y les dije eso: estaba contento allí, pero si no iba a ser del primer equipo y jugar, prefería salir. Fue con todas las buenas maneras. En esos momentos siempre se crean tensiones porque el club quiere una cosa y tú otra, pero no le guardo rencor al Celta. Con Eusebio debuté allí con 18 años y he pasado momentos muy buenos. Estas situaciones te hacen crecer.

Le llamaban el 'niño bonito' de la cantera.

Al final fue lo que al presidente más le molestó, esa salida. Sé que me tenía muchísimo aprecio, pero miras para ti. Tenía ofertas como la del Madrid y piensas: si aquí no juego, me voy, no es fácil decirle no al Madrid.

Lo más duro que ha vivido ha sido ese año sin jugar en el Castilla y la operación que tuvo lugar la temporada pasada en Inglaterra por las dos hernias que le provocaban unos dolores terribles ¿verdad?

Futbolísticamente puede ser. El año del Madrid fue de maduración personal muy grande, Me habían dicho que iba con otras perspectivas que no tuve. Aceptarlo con 20 años no es fácil. La temporada pasada las dos hernias… fue un momento duro porque empecé jugando, a buen nivel. Tener que parar porque no podía más y tener que operarme… luego el coronavirus, me frenó, no pude tener continuidad. Todo pasa por algo y ahora estoy contento. Nunca se sabe si lo malo es bueno.

En aquel Castilla estaban Morata, Lucas… el que más lejos ha llegado es Casemiro.

Coincidí poco con 'Case', vino a mitad de año de una época que no jugaba. Le costó un poco arrancar. La siguiente pretemporada ya la hizo con el primer equipo. Se le veía muy bien, con esos meses de adaptación. Es un grandísimo jugador.

De los de ahora, ¿con quién se queda?

Soy muy de Özil, es una referencia para mí. He tenido la suerte de entrenar con ellos, los de arriba. Ya no está en el Madrid, una pena, siempre me ha parecido una estrella mundial.

No podrá jugar en el Bernabéu, una lástima.

Siempre es bonito jugar allí, pero lo que más me motiva es jugar en Mendizorroza y con gente. Cualquier campo está bien con tal de seguir la buena dinámica que llevamos.

Fue el héroe del ascenso a Primera del Eibar, tras un gol precisamente al Alavés, al que casi deja en la cuneta de Segunda B por aquella acción.

Ese año no voy a olvidarlo. ¡Vaya coincidencia! Lo hablamos aquí alguna vez cuando llegué. Este año se lo voy a devolver de sobra. Ja, ja, ja, ja.

¿Tiene algún temor por que la prensa del corazón les turbe la paz con todo este asunto de Kiko Rivera al estar usted con su expareja?

Nooo. Nosotros estamos muy tranquilos, vivimos nuestra vida y no nos preocupa nada de eso.