REAL VALLADOLID

Sergio González: "Todos estamos rabiosos, pero tenemos que estar contentos"

El técnico del Real Valladolid valoró positivamente la actuación del equipo, pese a la lástima evidente que le produjo no poder ganar al Levante.

Sergio González: "Todos estamos rabiosos, pero tenemos que estar contentos"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

El Real Valladolid dejó escapar dos puntos en el tramo final del partido contra el Levante después de disponer de ocasiones para sentenciar y de que un penalti propiciara el empate. Pese a la rabia que produjo al equipo no ganar, Sergio González se mostró contento con la actuación que cuajaron los blanquivioletas, que el entrenador quiso ponderar por encima de las críticas.

¿Qué conclusiones le deja el resultado?

Tenemos que estar contentos. Hemos pasado de no ganar puntos a ganar siete de nueve. Estamos todos rabiosos porque teníamos el partido prácticamente en el bolsillo, pero aun así hay que tener perspectiva; si el resultado fuera otro estaríamos hablando de un partido muy bueno, con ocasiones de gol y siendo mejores que el Levante. En el campo hemos visto que la posibilidad de ganar era clara. Se lo he dicho a ellos, que todos queríamos ganar, pero eso no debe hacer que le quitemos mérito al partido. La exigencia está bien, pero hay que ser realistas y valorar el partido como de buen nivel.

¿Cree que no haber cerrado el partido en la segunda parte ha pasado factura?

Hasta la ocasión de Alcaraz el partido ha sido nuestro en todos los aspectos. Ellos tenían la pelota, pero donde nosotros queríamos. Hemos generado ocasiones muy claras y no hemos sido capaces de certificarlo a nivel ofensivo. A nivel defensivo no nos han generado prácticamente ninguna ocasión, salvo el gol de penalti, que nos podíamos haber evitado, y el córner de Campaña, que es una acción individual y que ha ido directamente a puerta.

En el tramo final ha dado la sensación de que los cambios han aportado frescor al Levante y, sin embargo, sus cambios fueron tarde y solo tres. ¿Por qué?

No veíamos una opción para sacar un rendimiento mejor sobre el campo. En la jugada de Rubén Alcaraz se incorporan tres futbolistas con cierta tranquilidad y físicamente por encima de ellos. Es verdad que nuestra sensación de tener algo que perder y la suya de no tener que perder nada hizo que se liberasen y que nosotros nos encogiésemos un poco más. El cambio de San Emeterio lo hicimos para meter algo más de piernas en el centro del campo, porque por dentro estaban combinando mucho, el de Jota por si en los últimos minutos podía tener su ocasión y la tuvo y el de Janko era por intentar equilibrar un poco a Hervías, porque habían sacado a gente de refresco como De Frutos por ese lado y entendíamos que podía darnos profundidad. Orellana ha estado bien hasta el final y los puntas nos dan altura, trayectoria y en fase defensiva han estado muy bien los dos.

¿Qué opina de la jugada del penalti?

Es una acción evitable, pero no lo considero un error grave. El delantero está muy listo y pone la pierna para que le toque. Es una acción que se puede mejorar, pero no tiene nada que ver con los errores groseros de otro tipo de partidos.

¿Ha lamentado más esa jugada o la de Alcaraz?

Las dos. Todos hemos intentado chutar con Alcaraz. Venía de una carrera de 50 metros, a alta intensidad y podía haber tomado otra alternativa, pero la decidió así y todos fallamos con él. En el penalti igual, es lo último que se puede hacer, pero todos hemos metido la pierna con él. El partido ha sido muy completo y en esas acciones no hemos estado igual de sólidos que en los dos partidos anteriores, pero ofensivamente hemos tenido más ocasiones y más claras y defensivamente hemos estado muy fuertes.

¿Cómo valora el partido de Marcos André?

Está siendo un poco la revelación. Reúne muchas cualidades y mucho fútbol en sus botas. Le estamos cuidando para que llegue a los partidos en buenas condiciones. Él ha metido los goles, pero el nivel del equipo es mejor porque todos han dado un paso adelante. Tenemos que estar contentos, pero también que exigirnos mucho más.