ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético, atento al mercado

En poco más de un mes se abre el mercado invernal y la baja indefinida de Costa puede llevar al club a tantear a un delantero. Torres y Morata llegaron cedidos en enero.

El Atlético tiene un problema en la punta de ataque. Cuando el equipo marchaba con unos números fantásticos en Liga, con 17 goles anotados en siete partidos, se llegó al parón donde varios jugadores regresaron fuera de combate, entre ellos un Luis Suárez que al igual que su compatriota Torreira contrajo el coronavirus

Pese a esto, y con unos buenos 20 minutos finales de Diego Costa para retener el balón y dar una salida al equipo, se derrotó al Barcelona por 1-0 acabando con la maldición liguera contra los blaugranas. Ese regreso de Costa de lesión unida a la baja de Suárez parecía abrirle las puertas del once al hispanobrasileño, que apuntaba a titular contra el Lokomotiv. Sin embargo, el miércoles se anunció que "sufre una trombosis venosa profunda espontánea en la pierna derecha. No tiene relación con traumatismo ni lesión previa y queda pendiente de evolución". Una enfermedad que podría tener relación directa con el coronavirus que superó el jugador recientemente y que le tendrá fuera de los terrenos de juego un tiempo ilimitado. La salud es lo primero y solo regresará cuando su vuelta sea completamente segura. 

Por el momento, Simeone se ha quedado sin delantero centro. A la espera de un negativo de Suárez en su PCR, Saponjic sigue sin contar lo más mínimo para el técnico argentino. Y contra el Lokomotiv quedó patente que el Atlético sufre sin una referencia arriba. Es cierto que ante el Barcelona o frente a Osasuna, donde Suárez rotó y Costa estaba de baja, el equipo dejó un gran nivel de juego y fue capaz de hacerse con los tres puntos. Pero esa falta de '9' no parece buena idea con continuidad. El equipo necesita una referencia que estire al bloque y abra juego entre líneas para los João Félix, Correa y Koke, que explotan sus virtudes en esos espacios.

Mercado de enero

En poco más de un mes vuelve a abrirse el mercado de fichajes. Luis Suárez no está físicamente para aguantar todos los minutos al ritmo actual de competición, siempre con jornada entre semana. Si la baja de Diego Costa se alarga, el club estudia opciones para volver a reforzarse en invierno. Y es que es un mercado explotado por el club rojiblanco. Todos los años, menos el de la sanción FIFA, ha llegado algún jugador en enero. 

El año pasado fue Carrasco, cuando se había intentado hasta última hora hacerse con Cavani, el jugador que se sumó a mitad de curso. El uruguayo se escapó, y hubiese sido el cuarto ariete que firmaba por el Atlético en enero. En la temporada 2014-15 Fernando Torres regresó a casa como regalo de reyes en un intercambio de cesiones con Cerci hacia el Milan. Con la llegada del mercado invernal de 2018 finalizó la sanción de la FIFA al Atlético, que por fin pudo inscribir a Diego Costa y Vitolo. El '19' no ha podido encontrar el nivel de su etapa anterior en este regreso. Por último está Morata, firmado en enero de 2019 cedido por el Chelsea, donde el Atlético acabó por ejercer la opción de compra, aunque recientemente puso rumbo a la Juventus.

Y esa volvería a ser la fórmula que estudiaría el club rojiblanco. La situación económica impide cualquier llegada importante y ya fue complicadísimo poder hacerse con Kondogbia tras la salida de Thomas. Pero el formato a través de cesión con el que se culminaron las llegadas invernales de Sosa, Diego, Torres, Cani, Morata y Carrasco sí que sería una nueva opción y se están comenzando a barajar posibilidades. Todo dependerá de la evolución de Costa, pero si su baja se sitúa a largo plazo la posición de '9' queda muy comprometida. El mercado puede ser la solución si ofrece una opción asequible económicamente y que mejore las prestaciones de lo que ya hay en la plantilla. Por el momento, el canterano Camello será el primer recambio natural de un Suárez sobre el que ya se cuentan las horas para tenerle de vuelta