ITALIA

El limbo de Dybala

La temporada del argentino está lejos de ser idílica y su renovación está enquistada. Su buena relación con Marotta podría hacerle llegar al Inter.

El limbo de Dybala

Esta temporada debía ser la de Paulo Dybala (26 años). Tras una temporada 2018-19 marcada por la irregularidad que ponía su progresión en pausa, el curso pasado volvía a brillar como el apelativo que le acompaña desde hace años. La Joya formó un tándem fantástico con Cristiano Ronaldo y finalizó el curso con números muy baloncestísticos: 17 goles y 14 asistencias. Un doble-doble. Así, se entendía que la renovación de su contrato, que termina en 2022, fuese un trámite. El coronavirus pospuso las conversaciones y el rendimiento presente (un gol en ocho partidos) y las altas pretensiones del jugador colocan el futuro del argentino en un limbo cada vez menos bianconero.

Los rumores de traspaso siempre han acompañado a la carrera del de Laguna Larga. Real Madrid o Barcelona han formado parte de la corriente, pero es el Manchester United el que siempre ha mostrado mayor interés en hacerse con el delantero. Sin embargo, como informa Calciomercato, esta es la opción que menos atrae al jugador, pues la Premier no está en su lista de preferencia a la hora de cambiar de aires. Además, recoge la gran diferencia que separa a Juventus y Dybala a la hora de fraguar un acuerdo de renovación. El ex del Palermo pide 15 millones de euros al año, mientras que la Vecchia Signora no va más allá de 10 u 11, dependiendo de las bonificaciones que se incluyesen finalmente. Así como afirman que el precio demandado en caso de traspaso ha bajado y ahora la Juve se conformarían con unos 70 u 80 millones de euros, mientras que antes pedían más de 100.

El tran tran inicial, Morata y el Inter

Los problemas físicos propios no le dejaron comenzar la temporada en una condición óptima, algo que, primero, obligó a Pirlo a dosificar su vuelta y, segundo, dio la oportunidad a Álvaro Morata de ganarse el puesto. Pues bien, esa entrada paulatina en rutina no terminó de gustarle a un Dybala que se consideraba listo para disfrutar de mayor cantidad de minutos que la que Il Maestro le brindaba, llegando a surgir alguna que otra polémica. En tanto que el español, no solo ocupó el lugar de Paulo en el once, si no, que, en ausencia de Cristiano, baja por coronavirus, se hizo con el mando de la nave turinesa.

Todo ello, unido a las irregulares actuaciones sobre el terreno de juego una vez ha logrado dejar de lado los problemas físicos, no paran de arrojar interrogantes a sus conversaciones futuras. Además, otro postor podría sumarse a la puja, el Inter. Según el periodista Matteo Caronni, en declaraciones recogidas por Calciomercato, la excelente relación entre Giuseppe Marotta, CEO neroazurro, y La Joya podría activar la bomba. Cambiar Turín por Milan sería un movimiento de magnitudes bárbaras, habida cuenta la rivalidad existente entre ambos conjuntos. Eso sí, Caronni matiza su afirmación: "No es seguro, porque Lukaku y Lautaro están allí. Además, pediría un salario demasiado alto para el Inter". ¿Activaría la llegada de Dybala la posible salida de Lautaro? ¿Sería al contrario? Si hay algo cierto es que la Juve debe decidir. Renovar ahora o vender. El precio ha bajado y la ventana invernal está cerca de abrirse de par en par...