SEGUNDA B

El tapón formado por Llorente y Aduriz, fuente de delanteros para la Segunda B

Entre Lezama y los fichados hay una larga lista de atacantes incapaces de hacerse hueco en Primera junto a ambos y sí en Segunda B.

Aduriz Llorente Athletic canteranos delanteros

Aritz Aduriz debutó con el primer equipo del Athletic Club de Bilbao en Liga en la temporada 2002/2003, jugando solo tres encuentros, en la 2005/2006 se hizo un hueco en el primer equipo, y en la 2012/2013 comenzó una etapa impresionante. Por su parte, Fernando Llorente, que es más joven, debutó en la 2004/2005 con 15 partidos y desde entonces encadenó nueve temporadas como delantero centro indiscutible del equipo. Obligó incluso al propio Aduriz a salir, y entre ambos han ocupado el puesto de punta referencia rojiblanco los últimos casi 16 años.

Durante prácticamente lo que llevamos de siglo XXI, pocos delanteros, tanto surgidos en la cantera como llegados de otros clubes, han logrado suponer un peligro para la titularidad de los dos atacantes. Solamente Urzaiz y Etxeberria antes de su retirada, y Gaizka Toquero, lograron una regularidad en el once antes de la llegada de Iñaki Williams. Ahora atacantes como Íñigo Córdoba, Asier Villalibre o Kenan Kodro intentan acabar con la maldición del ‘9’.

¿Y el resto? ¿Qué ha sido de tanto delantero que lo ha intentado? ¿Qué pasa con los ‘cachorros’ del Bilbao Athletic en el puesto de punta? Aunque varios están en Segunda División y otros muchos ya han colgado las botas, casi una veintena siguen en Segunda B buscando hacer lo que no pudieron en San Mamés.

Etapa con Llorente y Aduriz (2005-2008 y 2012-2013)

En los años que Fernando Llorente y Aritz Aduriz coincidieron en la plantilla del Athletic, era casi imposible para un canterano pensar en hacerse un hueco en el primer equipo. Tres de los que lo intentaron con esta circunstancia ya no siguen ni en Segunda B: Urko Arroyo (Atlético Mancha Real), Aitor Ramos (Bermeo FT) y Julen Goñi (UDC Txantrea).

Los dos primeros lograron debutar con el primer equipo, Arroyo con dos encuentros y Ramos con siete, en todas las competiciones, sin llegar a anotar. Arroyo en el filial sí marcó 14 goles en cuatro temporadas y Ramos anotó cuatro tantos. No obstante, ambos tuvieron que irse sin opciones, y han marcado ya más de 30 goles cada uno desde su marcha, en Segunda B o Tercera.

Por su parte, Goñi no consigue debutar con los mayores, y en las tres temporadas, desde la 2007/2008, que está en el filial marca cinco goles, y unos 20 hasta la actualidad. Por otro lado, Eder Díez (Melilla) tampoco debuta en Primera con el equipo durante esta etapa, y está también desde esa campaña dos cursos en el filial con un solo gol. Ya lleva 33.

Etapa de Llorente solo (2004-2005 y 2008-2012)

Con la marcha de Aduriz, también obligado a salir ante la falta de minutos por la presencia de Llorente, hay más cabida a otros jugadores, pero tampoco lo consigue casi ninguno. De hecho, en esta etapa, quitando al mencionado Toquero, solo dos tienen algún minuto con el primer equipo. Son Urko Vera (Portugalete) e Isaac Aketxe (UCAM Murcia).

El primero firma en la 2010/2011 tras marcar 13 goles en el Lemona. En esa campaña, la única en la que está, juega a medio camino entre primer equipo y filial, jugando en total 12 partidos y marcando dos goles. Desde entonces, en casi diez años fuera del club rojiblanco, ha marcado más de 50 goles. Por su lado, Aketxe solo jugó un partido, en la 2009/2010, antes marcharse del club, y también ha marcado goles de todos los colores en Segunda B, hasta 86 tantos.

En esta etapa, la lista de atacantes del Bilbao Athletic que tuvieron que irse del club sin poder disfrutar de ni un solo minuto con el primer equipo es extensa. Y al menos siguen contando para equipos de la categoría de bronce. Por ejemplo, entre 2009 y 2011 están Ion Etxaniz (El Ejido), Gorka Laborda (Izarra) y Mendi (Marino de Luanco), que ninguno llega a los 20 encuentros ni a los cuatro goles con el filial y ya les arrolló la siguiente generación, teniendo que salir.

Antes de la llegada de Aduriz, en la campaña 2011/2012 el Bilbao Athletic cuenta con Mikel Orbegozo (Tudelano), Lander Yurrebaso (Leioa) y Asier Goti (Leioa), todos ellos sin debutar en Primera. El primero anota cuatro goles en 14 partidos, el segundo marca 13 tantos en 56 encuentros, y el tercero otros cuatro goles en 66 partidos. Todos superan la treintena de tantos marcados desde su salida.

Etapa de Aduriz en solitario (2013-2020)

La salida de Fernando Llorente a la Juventus coincide con el regreso de Aduriz, y de nuevo la plaza de delantero centro del Athletic de Bilbao pasa a estar cogida. Sin embargo, se sigue necesitando un recambio o un acompañante. Así pues, de los que siguen en activo, e incluso de los que no, solo Williams ha amenazado su titularidad.

Hay dos que llegan a tener bastantes papeletas para lograrlo. Por un lado, Borja Viguera (Real Unión), criado en la Real Sociedad y que llega en la 2014/2015. Sin embargo, solo marca cuatro goles en 45 encuentros y se va al Sporting tres años después. Y el otro que oposita es Guillermo Fernández (Burgos CF), que llega a marcar 30 goles en casi cinco campañas en el filial y, sin embargo, apenas logra dos goles en 28 partidos con el primer equipo, para irse en 2016 y seguir teniendo buenas cifras.

Otros dos jugadores con buen rendimiento en el filial y que tal vez merecieron una oportunidad son Gorka Santamaría (CD Badajoz) y Asier Benito (Numancia). Santamaría ascendió a Segunda con el filial con 18 goles marcados en la 2014/2015, en la siguiente marcó siete y descendieron, y finalmente tuvo que salir, con 27 goles anotados desde su marcha. Y Asier Benito fue fichado para el filial en el año 2017, llegando a marcar 18 tantos en dos campañas, y al final fue traspasado al Eibar.

Aparte de estos, que han sido los más destacados, Jurgi Oteo (Barakaldo) también ascendió a Segunda y llegó a jugar con la selección sub-19, y Jon Ander ‘Dopi’ (San Fernando), que marcó cinco goles en dos años, ha logrado 13 tantos en las últimas tres campañas. Sin pena ni gloria pasó Oli (Agrupación Estudiantil) por el filial, y el último en salir, caso muy llamativo, ha sido Asier Córdoba (Osasuna B), hermano de Íñigo Córdoba y con solo 20 años, a la cantera rojilla.

Otros delanteros que están en Segunda o se retiraron

Además de los mencionados, otros puntas que ya colgaron las botas sin poder asentarse en el primer equipo y quitarle el puesto a Aduriz o Llorente fueron Arriaga, Azkorra, Dañobeitia, Ion Vélez, Iñigo Vélez, Díaz de Cerio, Igor Martínez o Kike Sola.

Por otro lado, actualmente en Primera, Segunda o el extranjero se mantienen Igor Angulo (FC Goa), Sabin Merino (Leganés), Guruzeta (Sabadell), Larrazabal (Zaragoza), Iker Hernández (Royal Pari), Iker Guarrotxena (Volos NPS) o Mario Barco (Mirandés).