GRUPO H | PSG 1- LEIPZIG 0

Neymar, "invisible"

El PSG superó al Leipzig con un tanto de penalti del brasileño. Más allá del gol, la estrella parisina estuvo desaparecida, como su equipo.

Neymar y Mbappé.
FRANCK FIFE AFP

El París Saint Germain se presentaba en el Parque de los Príncipes con gran parte de su artillería y recibía al Leipzig en un choque donde la cruz significaba la muerte europea, y económica. Neymar, Mbappé y Di María encabezaban el pelotón de Tuchel y entre el primero y el tercero cimentaron la supervivencia a los diez minutos. Un discutido penalti sobre el argentino lo transformó el brasileño. Tranquilo, siguió su rutina habitual para conseguir aquello que no pudo conseguir el Fideo una semana antes, convertir desde los once metros. Pero ahí se acabó su partido.

El de Mogi das Cruzes disputaba su primer encuentro como titular tras volver de una lesión en el muslo que le hizo perderse tres partidos. El fin de semana jugó media hora ante el Monaco (3-2) y no pudo evitar la remontada liderada por Cesc Fábregas, en el campo, y Kovac, en el banquillo. Ante el conjunto energético no valían las probaturas ni la precaución, aunque Tuchel no quiso descuidar el centro del campo, tras haber sido superado en la ida por lo de Nagelsmann, y reforzó la sala de máquinas con Ander, Danilo y Paredes. Ello dejó a Ney como falso nueve, una posición que le aleja demasiado de la acción.

"Invisible, pero valioso", así definía L'Équipe el encuentro del brasileño. Valioso porque su tanto desde el punto fatídico alejaba los fantasmas del abismo y mantenía intactas sus opciones de clasificación. Invisible por todo lo demás: "Apenas vimos a Neymar durante el partido (...). Está visiblemente lejos de estar al 100 por cien físicamente. Colocado de falso nueve, luchó para marcar la diferencia y, como es habitual cuando no se siente, aglutinó demasiado la posesión y no pudo ocultar su malestar, recibiendo incluso una tarjeta amarilla". Ese es el resumen del partido de Ney para un diario francés que destaca que el único disparo a puerta del choque, aparte del penalti, fue uno de Rafinha en el 93'.

Sin embargo, a la hora de calificar, el intento de liderar y el haber templado los nervios le sirvieron a Neymar, al menos, para lograr un aprobado raspado (5/10) en las habituales puntuaciones de L'Équipe tras el partido. Algo que no logra el jugador con el que comparte focos y estrellato: Kylian Mbappé. El gran anhelo del Real Madrid fue, junto a Florenzi y Di María, el peor del encuentro por parte parisina (3/10). Una puntuación que explican de la siguiente manera: "Gracias a sus piernas es capaz de marcar diferencias a nivel individual. Quizá veinte minutos. Una volea a los 15 minutos y algunas paredes. Luego murió, casi totalmente. Ninguna de sus acciones generó peligro en la segunda mitad y su sequía en Champions (más de 600 minutos) continúa. Sustituido por Kean en el 90'". Tuchel salvó el cuello, pero la tensión se palpa en París, como se pudo observar tras el encuentro. El alemán no se puede permitir que sus estrellas no rindan a su nivel, ya que la cuerda lleva tensa demasiado tiempo.