INGLATERRA

El truco de Bruno Fernandes y Jorginho, en tela de juicio

Ian Wright clama contra el salto previo al lanzamiento de penaltis. El exdelantero considera que "no es justo" para el portero, que "no puede moverse".

El truco de Bruno Fernandes y Jorginho, en tela de juicio
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Penalti. Bruno Fernandes coge carrera. Se acerca al balón y... salta. Esa rutina se repite en todas las penas máximas lanzadas por la estrella del Manchester United, por Jorginho, centrocampista del Chelsea o por nuestro exponente nacional, Mikel Oyarzabal. El salto de la rana, como se le conoce de manera coloquial, si bien particular y no infalible en los dos primeros casos (si bien el delantero de la Real no conoce error, el portugués ya ha fallado esta temporada, al igual que el italobrasileño, que vio cómo su efectividad se tambaleaba en la presente temporada), tiene detractores. Ian Wright, exjugador histórico del Arsenal y ahora analista futbolístico para la BBC, es uno de ellos.

Los Diablos Rojos ganaron al West Bromwich (1-0) este fin de semana con un tanto desde los once metros de Bruno. En primera instancia, Sam Johnstone detuvo el lanzamiento, pero entre el VAR y el árbitro consideraron que el guardameta se había alejado de la línea y mandaron repetir, no fallando el centrocampista en esta ocasión. "No es justo", clamaba un Wright que considera muy difícil el papel del portero en este tipo de situaciones. "Los delanteros saltan, hacen esto o lo otro y el portero no puede mover los pies", defendía.

"Deberían parar a la gente saltando y eso, deberían hacer una... simplemente correr hacia el balón y pegarle. Si ellos pueden moverse y los porteros no, no es justo", continuaba antes de ser parado por Gary Lineker, conductor del programa y leyenda del fútbol: "¿Vas a tener una ley que diga que no puedes saltar?". Pero Wright lo tenía claro: "Sí. Debes completar la rutina directamente, sin saltos", zanjaba el exdelantero. A quien le salía un apoyo a través de las redes sociales, el propio Sam Johnstone. El guardameta del West Brom respondía a otro alegato en pos del cambio de regla en su twitter. "Un delantero no debería poder parar y saltar antes de pegarle", escribía, acompañando el texto con emoticonos de enfado hartazgo.

Como bien apuntábamos anteriormente, la táctica parece haber perdido su halo de infalibilidad, pero los datos siguen respaldando tanto a Bruno como a Jorginho. El del United ha marcado 32 penaltis en toda su carrera, habiendo fallado solamente tres (el anulado ante el West Brom no computa): el último, hace un mes ante el Newcastle. En tanto que el del Chelsea ha convertido 24 de sus 27 intentos. Eso sí, dos de esos tres fallos han llegado en los últimos dos meses y Timo Werner ha tomado la responsabilidad en los últimos partidos. Amén del mencionado cien por cien que mantiene un Mikel Oyarzabal que se ha destapado como candidato al pichichi de LaLiga esta temporada (lleva 4/4 en la 2020-21 y 15/15 en su carrera), en parte, gracias a su efectividad desde los once metros.