VILLARREAL

Kubo medita dejar el Villarreal

'El Periódico Mediterráneo' publica que el japonés piensa irse en enero ante la falta de minutos de calidad. En el Villarreal no tienen constancia.

Kubo medita dejar el Villarreal
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

Take Kubo es sin duda un buen jugador y un futbolista con gran proyección. Es además un jugador que ha levantado muchas expectativas, lo que hace que su día a día tenga cierta relevancia. Todo ello, mucho más potenciado al ser un jugador del Real Madrid, lo que todavía hace más relevante cualquier situación que se pueda dar a su alrededor.

Si hace unos meses eran el entorno del jugador y el mismo club los que podían cuestionar la situación del jugador y su futuro, algo que parecía acelerado tras sólo un mes de competición, ahora es la más que posible intención del jugador por salir del Villarreal en el mes de enero, ya que no cuenta con los minutos esperados o la titularidad en el equipo. Una noticia que se podía leer en El Periódico Mediterráneo, en el que se asegura que Kubo medita seriamente un cambio de aires. Una posibilidad que ahora mismo no se le ha traslado al club castellonense, que aseguran no tener "petición por parte de nadie para estudiar una posible salida del futbolista".

Con ello, parece claro que el Real Madrid no ha trasladado al Villarreal esta posibilidad, algo que se había especulado a principio de temporada, y de lo que seguramente habrían hablado este fin de semana de ser esta la intención del club blanco o de tener conocimiento de ello.

Por tanto, de ser cierto que Kubo piensa en salir del club amarillo en enero, está opción se está manejando desde el entorno del propio jugador. Una posibilidad que se estaría estudiando con la idea de buscar un club en el que pueda tener más minutos y ser titular fijo, algo que se puede dar en algunas de las opciones que ya tuvo el jugador el pasado verano.

De encontrar esa opción, el jugador necesitaría el beneplácito del Real Madrid y del Villarreal, que deberían cerrar el contrato de cesión por el que el Villarreal debía pagar 2,5 millones y algunas cantidades por objetivos por dicha cesión.