REAL MADRID

Isco dio el salto sin tener red

El jugador pidió salir al Madrid, como sucedió en el caso de Messi, sin tener ningún destino cerrado de antemano. La opción de quedarse todavía está abierta.

Como sucedió en el caso de Messi salvando las distancias, parece difícil pensar que Isco ha dado el paso de desvelar públicamente su intención de salir del Madrid sin tener algo atado de antemano con otro equipo… pero es así. El internacional malagueño habló con el Madrid para que facilitaran su salida sin tener oferta alguna y sin que el club blanco, de manera oficial, le hubiera trasladado tampoco ningún ofrecimiento de otro equipo. La decisión de Isco de salir se basa exclusivamente en el deseo de revitalizar su carrera, ya que entiende que de la mano de Zidane es complicado tener los minutos necesarios para brillar y volver a la Selección y que, por su edad (28), está en lo mejor de su carrera.

El pasado verano, según ha podido saber AS, tampoco hubo ninguna oferta por Isco en el Real Madrid. Al menos, el club, sabedor de que Isco no quería moverse, no se las trasladó al padre del jugador, también Francisco, que hace las veces de representante. Los Isco han dado este paso conscientes de que la figura del futbolista es un caramelo para los principales equipos de Europa. Hay algunos que mostraron un interés firme en el pasado, como Manchester City y Juventus, que son posibilidades claras, y otros que también lo hicieron, como el Bayern, que ahora parecen destinos más complicados por el fútbol vertical que practican.

Isco no tiene preferencias, desvela a AS su entorno, en cuanto a la liga en la que puede terminar jugando. Inglaterra, Alemania e Italia son todas buenas opciones, incluso LaLiga española. “Cuando lleguen los ofrecimientos se barajarán y se valorarán”, nos dicen. La única salvedad que pondrá Isco es que el proyecto deportivo le guste, que preferiblemente juegue la Champions y que, como es lógico, le igualen al menos el sueldo que cobra en el Madrid. Ya hay muchos equipos punteros de Europa echando cuentas… El Madrid quiere más de 50 millones por el traspaso (tiene contrato hasta 2022). El jugador mantiene todas las puertas abiertas, incluso la de quedarse en el Madrid si nada le convence y, quien sabe, empezar una nueva etapa de blanco ya sin Zidane en el banquillo en verano.