SEGUNDA B

Javi Moreno ya está en Segunda B: “Si entreno en Primera, será porque me lo he ganado”

El técnico valenciano debuta en la categoría de bronce con la SD Ejea tras varias etapas en Tercera y explica para AS su estilo y sus influencias.

Javi Moreno Alavés Ejea Segunda B
Desmond Boylan REUTERS

Javi Moreno (Silla, Valencia, 1974) ha marcado más de 140 goles en su carrera, pasando por equipos nacionales como Alavés (donde jugó una final de la UEFA), el Atlético de Madrid, la cantera del FC Barcelona, el Zaragoza (ganó una Supercopa de España) o el Córdoba, y por equipos internacionales como el Milan o el Bolton Wanderers. Sin embargo, su mayor objetivo en la actualidad es triunfar como entrenador, y su paso más reciente ha sido firmar por la SD Ejea, de Segunda B, que será su debut como técnico en la categoría. “Me encanta gestionar un grupo, después los artistas son los jugadores”, cuenta a AS.

Tras apenas cuatro jornadas, la SD Ejea solo ha sumado dos puntos de 12 posibles, dentro del subgrupo B del grupo 2 de la categoría de bronce. Por ello, el club aragonés ha llamado a su puerta con una oferta imposible de rechazar, cuando se encontraba entrenando en Tercera al Pozoblanco (Córdoba). Su trayectoria en los banquillos no es muy amplia, pues desde el año 2013 ha pasado por el Utiel, el Novelda, el Alcorcón B, el Córdoba CF Juvenil y el Pozoblanco. Como él defiende, nadie le ha regalado nada.

¿Cómo estás Javi? ¿Qué tal los primeros días al frente de la SD Ejea?

Estoy muy contento, muy ilusionado, y con muchas ganas de que llegue el partido contra el Izarra. A ver si sacamos un buen resultado allí.

¿Os ha venido bien el parón incluso para tener más tiempo para trabajar?

Nos ha venido bien para desconectar. Hay momentos en el fútbol, como en la vida, en los que desconectar viene bien. Por la situación del equipo, que los jugadores hayan podido desconectar y estar con su familia y sus amigos nos va a venir bien. La semana pasada estuvimos entrenando, esta también, con dos días libres, y esperemos que sea positivo.

¿Qué club te has encontrado a nivel institucional y en cuanto a instalaciones? ¿Cómo has visto al grupo?

El campo en el que entrenamos está muy bien, fenomenal. Es de césped artificial, con buenas instalaciones, recogidito. En ese aspecto estoy muy contento. En cuanto al club, aún no fui a Ejea, porque entrenamos en Zaragoza, pero cuando me digan de ir iré y conoceré el club.

Sobre el grupo, el primer día vi a los jugadores cabizbajos y afectados por la destitución del anterior entrenador. Los vi un poco tristes. El primer día y el segundo fueron un poco raros, pero al tercer día ya es todo normal, como si no hubiera pasado nada. Pero esto es fútbol, la vida continúa, y al final todos lo tenemos que sacar adelante.

¿Te da pena despedirte tan pronto del Pozoblanco?

Fue un equipo que el 90% de la plantilla la habíamos hecho nosotros. Eran futbolistas que llegaron porque estaba yo y no les gustó mucho que nos fuéramos tan pronto. Pero es parte del fútbol, a nosotros nos salió la oportunidad de crecer en nuestra carrera y hay que seguir. Ellos tienen un entrenador nuevo, ya empataron el otro día, y la vida es así.

Cuando uno llega con la temporada empezada y con tan pocos partidos jugados antes, ¿qué es lo primero en lo que se centra un entrenador de cara al primer partido?

Sobre todo, estar organizados como bloque, que no estemos desorganizados y que parezcamos un equipo dentro del campo. Que cuando vayamos a hacer la presión salgamos todos, y cuando tengamos que meternos atrás estemos todos metidos. Que no presionen tres y los demás mirando. Presionamos y defendemos todos. Y como tenemos futbolistas con calidad, intentaremos proponer cosas.

¿Te ha dado tiempo a hacer un análisis de qué ha podido pasar para este arranque tan malo?

Ahora mismo es difícil decir qué ha podido pasar. A primera vista, he visto un equipo un poco triste, no sé por qué. Gente que habla poco. Esperemos que esto cambie porque son buenos futbolistas y lo que llevan dentro lo tienen que sacar.

Para el que no te conozca como técnico, ¿cuál es la filosofía de juego de Javi Moreno? ¿Cómo pretendes que juegue tu Ejea?

Yo salí de las categorías inferiores del Barcelona y me gusta jugar mucho a la pelota. Pero también depende del rival y su forma de jugar. En los equipos en los que he estado es verdad que no hemos podido proponer mucho. Pero ahora en Segunda B, con buenos futbolistas, con un equipo que está hecho para estar en la zona alta, tendremos que llevar el peso del partido y tener el balón. Y desde ahí, intentar hacer daño por banda, con desmarques de ruptura, cayendo a los espacios, y sobre todo física y mentalmente ponernos a la altura del rival. Nuestro grupo es de equipos físicamente muy fuertes y tenemos que ponernos a la misma altura para competir. Si no, lo pasaremos mal.

¿Qué supone para ti dar el salto a Segunda B? ¿Estás satisfecho de momento con tu trayectoria y tu crecimiento como entrenador?

Estoy contento. Estoy haciendo lo mismo que cuando fui jugador, de menos a más. Si llego a entrenar el día de mañana en Primera o en Segunda será porque me lo he ganado yo, no porque nadie me regale nada. Lo valoraré mucho más que una oportunidad en Primera o Segunda y luego desaparecer del mapa.

De todos los entrenadores que has tenido, ¿quién crees que te ha podido influir más a la hora de coger conceptos o una idea de juego? Porque has tenido a Juande Ramos, Mané, Lotina, Ancelotti, Aragonés, Manzano, Víctor Muñoz, etc.

A nivel táctico, Ancelotti en el Milan, que trabajaba mucho tácticamente. En cuanto a dirigir el vestuario tanto dentro como fuera, tanto Mané como Paco Jémez eran entrenadores que sabían manejar muy bien los tiempos.

¿Siempre has querido ser entrenador?

Desde que tengo uso de razón siempre me había gustado ser entrenador después de ser jugador. Porque cuando yo jugaba siempre era la alegría del vestuario, el que hacía las bromas. Ahora me toca como entrenador gestionar un vestuario y espero que me salgan bien las cosas. Me encanta gestionar un vestuario y un grupo, después los artistas son los jugadores y nosotros espectadores que intentamos decirle a los jugadores lo que hacer y plasmarlo dentro del campo. Pero son ellos los que dicen que si no confían en ti. Los artistas son ellos.

Y de la actualidad, ¿qué entrenadores son los que más te gustan o a los que admiras?

Luis Enrique me gusta mucho. Lopetegui también me gusta mucho y me parece un entrenador intenso, con carácter y personalidad. Hay varios que me gustan. Paco López, del Levante, también me gusta mucho. Yo me identifico con la gente que no da un balón por perdido, que lucha, que pelea, y luego la calidad, que es innata, que el futbolista la saque en el campo.

Aunque ya has dado un salto importante llegando a Segunda B, ¿con qué equipo sueñas para entrenar en el futuro?

Digo lo mismo que cuando era pequeño. Quiero entrenar algún día a alguno de los clubes más grandes del mundo. Tuve la suerte de jugar en uno de ellos, el Milan, y ser internacional. Y como entrenador, me gustaría entrenar algún día a la selección o a algún equipo grande.

También me gustaría preguntarte por algunos de tus anteriores equipos. En Primera parece que este año la disputa entre Barcelona y Atlético de Madrid va a estar muy igualada, ¿cómo los ves? ¿Ves este año quizás al Atlético más asentado en su idea?

El Barcelona es el Barcelona y Messi es capaz de todo. El Atlético, por jugadores y por su entrenador tan competitivo, estará ahí hasta el final. Con el VAR también se iguala mucho más y será complicado que los equipos se descuelguen. Cualquier acción que antes iba para el equipo grande, ahora la tienen que mirar. ¿Cuándo se ha visto que le piten al Madrid tres penaltis en contra? Hacía muchos años que no pasaba. Ahora lo pitan con el VAR, que ayuda a todos los equipos a solucionar jugadas dudosas.

No son buenos momentos precisamente para otro equipo aragonés, el Zaragoza, en el que ganaste la Supercopa de España y que ahora está en descenso, ¿qué te parece desde fuera la situación por la que están pasando?

Es una pena que el Zaragoza esté en Segunda División, porque una ciudad como Zaragoza merece un equipo en Primera como otros tantos equipos. Es una pena que estén ahí, pero en Segunda siempre tiene que pelear por ascender. Esperemos que este año se arreglen las cosas.

Otro club donde estuviste recientemente como técnico en la cantera es el Córdoba, ¿lo ves mucho mejor ahora?

Desde que llegaron los nuevos inversores al Córdoba parece que es un equipo más serio y se están haciendo las cosas mejor. Tuve la suerte de enfrentarme contra ellos con el Pozoblanco y tienen muy buen equipo. En su grupo deben de quedar primeros o segundos y pelear por el ascenso. Si no sería un fracaso. Me encantaría entrenar al Córdoba algún día o a su filial. Cuando entrené a su División de Honor entrenaba con nueve o diez futbolistas todo el año y trabajar en esas condiciones era muy difícil.

Por último, ¿qué mensaje mandas a la afición del Alavés, club con el que has llegado a jugar una final de UEFA?

Que disfruten del equipo. Vitoria es una ciudad encantadora y el Alavés es un club espectacular, con una afición que siempre anima a su equipo cada partido. Que disfruten de su equipo ahora que están en Primera y que lo apoyen siempre, que en los malos momentos es cuando tienen que estar ahí.