BIWENGER

¿Quién dice que el fútbol no es importante?

La vida tiene estas cosas, que siempre conoces historias que te llegan al alma y te permiten conocer a los auténticos héroes.

¿Quién dice que el fútbol no es importante?

Quizás habrás escuchado más de una vez la típica frase que dice que "el fútbol no es importante". Bien, pues muy posiblemente, por no decir seguro, esa gente no conoce el caso de Andrés y su hijo Adrián. Y es que la vida tiene estas cosas, que siempre conoces historias que te llegan al alma y te permiten conocer a los auténticos héroes.

Sí, héroes, pues eso es lo que son tanto Andrés como su hijo Adrián, un niño con trastorno del espectro autista de 5 años. Andrés es un fiel seguidor de Biwenger y del podcast de Jornada Perfecta patrocinado también por Biwenger, tanto que rara es la ocasión en la que se pierde alguno. Un buen día, su hijo Adrián decidió acompañarlo para convertirse en un hábito que se repite constantemente y que cada vez los mantiene más unidos.

Andrés y su hijo comparten pasión por el fútbol y por Biwenger: goles y puntos, jugadores del equipo de tu vida y también del rival. Para él no existe equipo favorito, solo el disfrutar junto con su padre de cada gol, independientemente del color de la camiseta o del nombre del equipo. Es decir, lo mismo que haces tú cuando marca un jugador que has alineado, aunque el gol lo haya recibido el equipo de tu corazón.

Alegría, júbilo, satisfacción, ... Cuando cantas un gol, son muchas las emociones que se desatan, y quizás una destaca por encima de todas: orgullo. Ese orgullo que siente un padre cuando está al lado de su pequeño y ve que disfruta tanto como él de ese momento que les une. Un instante que queda guardado en la memoria de ambos para siempre.

Ya lo dijo en su momento Jorge Valdano: "El fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes". Cuando conoces casos como este, con dos ejemplos a seguir como son Adrián y Andrés, es cuando de verdad te das cuenta del sentido pleno de esta frase.