RAYO VALLECANO

Trejo cumplirá 150 partidos ligueros con el Rayo frente al Sporting

El argentino sigue sumando partidos con la Franja y alcanzará esta cifra redonda en El Molinón, su hogar durante dos temporadas (11-13). "Nos motiva que estén por encima de nosotros", confesó.

Trejo, durante un entrenamiento con el Rayo.
@RayoVallecano

Óscar Trejo cumplirá 150 partidos ligueros con el Rayo. Y el destino, siempre caprichoso, ha querido que sea sobre el césped del Molinón, la que fuera su casa durante dos temporadas (2011-13). El argentino puso rumbo al Sporting justo después de haberse convertido en uno de los grandes pilares del ascenso franjirrojo (10-11). Un logro con tintes épicos dada la situación económica del club por aquel entonces, con impagos a la plantilla y al cuerpo técnico. Suyo fue uno de los tantos —al Xerez— que sellaron el pasaporte de los vallecanos a Primera.

El Chocota sumó 40 encuentros durante esa primera temporada en Vallecas, pero a lo largo de su segunda etapa ha ido ganando minutos y galones, hasta el punto de ser uno de los capitanes de la Franja. Disputó 36 partidos en la 17-18 —además de coleccionar un segundo ascenso—, 26 en la 18-19, 37 en la 19-20 y este curso va por los 10, la mitad de ellos como titular. No está siendo indiscutible para Iraola, aunque espera ir cogiendo poco a poco el ritmo y la confianza, después de su positivo en coronavirus antes de comenzar el campeonato.

"Soy autocrítico. Puedo dar más y seguramente vaya llegando. Me gustaría tener ritmo, la chispa que se consigue jugando, pero el grupo está ante todo", confesó en pasionporelrayo.com, donde también habló de su regreso al Molinón: "El Sporting se ha ganado estar donde está (tercero, con 22 puntos). Nos motiva que ellos vayan por encima de nosotros (octavos). El trabajo debe ser el mismo que ante el Almería, pero creando más ocasiones para que el rival se sienta acosado".

Para el mediapunta, el Rayo es especial y allí espera seguir cumpliendo partidos y quemando etapas. "Es un club diferente en el que me siento importante, la gente me lo demuestra. El amor a este equipo no es individual, es de toda mi familia, mis hijos están siempre pendientes. Trato de enseñarles lo que es el Rayo. Eso es lindo. Nos debemos a la hinchada", explicó emocionado, sin olvidar ni por un instante a esa afición ausente del fútbol en tiempos de coronavirus. "Cada vez que pisamos Vallecas pensamos en ellos y en ganar para volver a Primera. Ojalá demos con la tecla lo antes posible", sentenció.