ATHLETIC

Ibai: "Me sumo al grupo en defensa de Garitano"

El extremo bilbaíno, que cumple 31 años y sale de una lesión de clavícula, apenas cuenta para el entrenador pero expone que toca cerrar filas y estar con él.

0
Ibai: "Me sumo al grupo en defensa de Garitano"

Ibai Gómez no juega con Garitano, que le fichó, pero luego le ha retirado la confianza, pero habla muy claro: toca cerrar filas y estar con el entrenador. "Me sumo al grupo en su defensa, soy un jugador del equipo, de la plantilla y me gusta que las cosas salgan bien. Esto es un deporte colectivo y lo que nos fastidia es que salgan mal las cosas, porque los culpables somos todos. Soy defensor de que todos los que estamos sigamos y cambiemos esta dinámica cuanto antes", sentencia con convencimiento.

El extremo cumple 31 años y acaba de salir una lesión de clavícula, que le ha alejado de la competición desde la pretemporada. Al ser preguntado por el ultimátum que le ha caído a Garitano en el partido del Betis tras el parón, echó balones fuera: "Me acabo de enterar, nadie nos ha dicho que lo tenga. Hemos venido a entrenar con las mismas ganas de ilusionar a la gente, con una mejora de resultados y juego se puede lograr". Ibai trata de que cale el mensaje de que todos van a una y que el Athletic, "es un club que se merece estar mucho más arriba". "Somos conscientes de que tiene que estar en Europa cada año", y considera que lo van a lograr, "lo principal es ilusionar a la gente".

Ante los micrófonos el extremo de Santutxu se desenvuelve bien, y también interactuando en las redes sociales. "Esto muy sencillo, parece difícil entender que un jugador como yo que no ha tenido los minutos quiera que siga el entrenador, pero cuando se juzga el juego de un equipo y los resultados, los afectados somos todos, los culpables somos todos, incluso los lesionados... por mucho que creas que tienes que jugar más lo que quieres es que tu equipo vaya bien, que genere ilusión y positivismo, eso nos afecta de manera individual".

Su llegada con Kodro pocas semanas después de tomar las riendas Garitano generó expectación. Luego no jugó gran cosa y lo quiso Abelardo para el Espanyol, pero no se concretó nada. Así que su fichaje ha sido frustrante. "Cuando no hay resultados la ilusión que generas es baja -mantiene-, tal vez el juego que se está dando no este gustando, si los resultados empiezan a salir la gente otra vez va a estar con nosotros, el fútbol son dinámicas".  

La llegada de Berenguer y el ascenso de Morcillo al primer equipo no lo ve como un encarecimiento de los minutos, "porque más cara la posición está complicado que sea, ya que no he jugado mucho". Se lo toma como una forma de elevar la exigencia, en beneficio de todos. Ahora mismo no está para pensar en metas muy altas en lo personal, solo mira el corto plazo: "Mi primer sueño a corto plazo es ganarme esa continuidad en el Athletic, y es mi próximo sueño. ¡Fíjate las ganas que tengo de poder cumplir algo así!".