SELECCIÓN

El coronavirus y las lesiones diezman a España

Luis Enrique ha tenido que realizar cambios forzosos en casi todas sus convocatorias. La baja de Ansu Fati, operado ayer del menisco, es un mazazo para el seleccionador.

Luis Rubiales, Mikel Oyazbal, Manuel Murie Fernández, autor del libro "Pensando en el fútbol de los pies a la cabeza", Rodri Hernández y Luis Enrique.
RFEF EFE

Diego Costa fue el primero. Ansu Fati ha sido el último. Desde que llegó a la Selección, el mayor problema de Luis Enrique han sido las lesiones, plaga a la que se ha sumado el coronavirus. España se va a jugar la clasificación para la Final Four de la Nations League sin cinco jugadores que, si se recuperan, serán fijos no ya entre los 23 que irán a la Eurocopa, sino entre los 11 que serán habituales en el equipo titular: Carvajal, Thiago Alcántara, Ansu Fati, Jesús Navas y Rodrigo Moreno.

Luis Enrique se ha visto forzado a hacer cambios en prácticamente todas sus listas. En las dos últimas ha optado por incluir 25 jugadores, dos más de los habituales, para prevenir bajas por lesión o enfermedad. Hemos visto muchos casos, como los de Adamá Traoré, Fabián, Gerard Moreno o Diego Llorente, entre otros.

Sólo 24 horas después de hacer pública la última convocatoria tuvo que suplir a dos titularísimos: Ansu Fati y Jesús Navas. En su lugar han llegado Asensio y Bellerín, que hace casi cinco años que jugó su último partido con España.

Precisamente la presencia de Bellerín es un síntoma evidente de que, más allá de Carvajal y Jesús Navas, a Luis Enrique le cuesta encontrar un lateral derecho nivel Selección. Un problema que en la banda contraria, la izquierda, no existe. Es más, ahí nada España en la abundancia. Además de Gayà y Reguilón, que son los que figuran en la presente convocatoria, están Jordi Alba, Angeliño, Grimaldo o Marcos Alonso, entre otros.

En su primera convocatoria como seleccionador, Luis Enrique llamó a filas a Diego Costa. Pero el hispano-brasileño no pudo acudir por lesión. El técnico asturiano le sustituyó por Iago Aspas, que increíblemente fue titular ante Inglaterra en Wembley sólo 48 horas después. No es habitual que los entrenadores rectifiquen, aunque su decisión no sea la que hubiera tomado la mayoría. No es el caso de Luis Enrique, que ya demostró que es capaz de dar su brazo a torcer.

Por si había dudas, hace no tanto repitió algo parecido con Gerard Moreno. El entrenador asturiano excluyó al delantero del Villarreal de su primera lista de la temporada pese a que en ella sólo figuraba un 'ariete puro', Rodrigo. El positivo de Oyarzabal llevó a Luis Enrique a recuperar a Moreno, primer goleador nacional seleccionable y tercer máximo artillero de la última Liga. Gerard se ha afianzado y ya es uno de los indiscutibles del asturiano. Su historia puede servir para que Portu no pierda la motivación, ni su abuelo la esperanza.

La ausencia del delantero murciano de la Real Sociedad ha sido lo más criticado de la última lista de España. Pero como ha quedado expuesto, las lesiones y enfermedades, más otros imponderables, pueden provocar un vuelco en la lista final de la Eurocopa, y es en esa lista final de 23 jugadores donde quieren estar todos. También Christián Portugués, 'Portu'. Otros están en una situación parecida, pero más ventajosa. El caso más llamativo es el de Saúl, que fue uno de los fijos de Luis Enrique en su primera etapa pero que hace tiempo que se cayó de las convocatorias. Su esperanza puede ser Koke, que ha vuelto cuando pocos lo esperaban.

De modo que si algo está claro con Luis Enrique es que, más allá de estados de forma, el seleccionador también se deja llevar por su instinto en las listas. Sergi Roberto es la prueba. Queda tiempo por delante. Para casi todos.

Todos en lucha contra la ELA

Luis Rubiales presidió en la Ciudad del Fútbol la presentación del libro contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) 'Pensando en Fútbol'. La obra, escrita por el neurólogo Manu Murie, de la Universidad de Navarra, enseñará a entender esta enfermedad y su recaudación irá destinada a investigarla por vía de la Fundación Luzón. Al acto, en el que estuvo de forma telemática Juan Carlos Unzué, que padece ELA, acudieron también Luis Enrique, Rodri y Oyarzabal. Murie puso a ambos jugadores como ejemplos de valores y también destacó la labor de Unzué, "Él fue el detonante de que el libro perteneciera al equipo ELA", resaltó. "La lucha para encontrar una cura es vital. No hay muchos diagnosticados y entre ellos no es raro que aparezca algún futbolista. Soy un activista. Carlos Matallanas me ganó para la causa hace años", dijo Luis Rubiales.