INTERNACIONAL

Guendouzi-Arsenal: 'Game over'

El francés habla en pasado de su etapa en Londres, a pesar de tener que volver cuando su cesión en el Hertha Berlín llegue a su fin. "Aprendí mucho", indica.

Matteo Guendouzi posando con la camiseta del Hertha Berlín.
Matteo Guendouzi Instagram

Hace no mucho, Matteo Guendouzi (14 de abril de 1999) era uno de los proyectos de centrocampista más brillantes del continente. Tras llegar a cambio de unos 10 millones de euros del Lorient en 2018, el francés se ganó el beneplácito de Unai Emery, primero, y Mikel Arteta, después. Hasta que, en un partido ante el Brighton, el de Poissy agarró del cuello a Maupay y luego se burló de los jugadores rivales, comparando la diferencia de salario existente entre ambos. Este episodio le hizo perder el favor del técnico vasco, hasta el punto de no volver a jugar minuto alguno a sus órdenes y verse obligado a salir cedido el pasado verano.

El Hertha de Berlín ha sido su nuevo destino, aunque solamente lo será por un año. Pese a ello, el internacional sub-21, que aún no ha debutado con el conjunto alemán debido a un positivo en coronavirus, entiende que su etapa Gunner es parte del pasado. Como bien se extrae de la entrevista que ha concedido al medio alemán Kicker. "Jugué más de 80 partidos y pase una buena e intensa etapa allí", comienza.

"Aprendí mucho en términos deportivos y crecí. Fueron dos buenos años para mí. Además, tuve una gran relación con Mesut Özil y Bernd Leno. Ambos me contaron grandes cosas acerca de la Bundesliga", indica. Curioso que uno de los nombres que menciona sea el del Özil, compañero de laberinto en el final del curso, ya que ambos fueron apartados por Arteta y vivieron desde el ostracismo los éxitos del Arsenal en la FA Cup y la Community Shield.

Este verano ya estuvo inmerso en muchos rumores de traspaso que no llegaron a cristalizar ante su falta de rodaje, principalmente. Sin embargo, Guendouzi sigue teniendo buen cartel. No obstante, apenas tiene 21 años y el episodio en cuestión quedaría como una anécdota de juventud en cuanto comience a demostrar sobre el terreno de juego las cualidades que le colocaron el cartel de promesa poco tiempo atrás.

Matteo Guendouzi en el enfrentamiento ante el Brighton que le costó el beneplácito de Arteta en el Arsenal.

En el Emirates, el puesto de pivote tiene nuevo dueño, Thomas Partey, por quien llegaron a ofrecerle como moneda de cambio, por lo que la pequeña rendija que pudiera haberse abierto con una redención en Berlín se cierra antes de aparecer. Veremos qué ocurre el próximo junio cuando cierre su vuelta a Londres. Pero, como queda claro, su futuro no irá ligado al Arsenal, etapa que el jugador considera parte del pasado.