REAL SOCIEDAD

Oyarzabal, camino de leyenda de la Real Sociedad

Con sólo 23 años es ya el jugador con más partidos del primer equipo, igualando a Illarramendi. Y ya ha marcado ya más goles que Antoine Griezmann.

Oyarzabal.
Juan Manuel Serrano Arce Getty Images

Con solo 23 años (los cumplió el 21 de abril), Mikel Oyarzabal va camino de convertirse en una auténtica leyenda de la Real Sociedad. El pasado domingo, justo el día en el que se cumplían cinco años de su debut con el primer equipo en Primera división, jugaba su partido número 203, igualando a Asier Illarramendi, y convirtiéndose en el futbolista de la actual primera plantilla que más encuentros ha disputado con la Real. Es más, tan sólo le quedan 18 partidos para entrar a formar parte de los 50 jugadores de la historia txuri-urdin con más partidos. Palabras mayores. Y todo eso con apenas cinco temporadas en el equipo profesional.

Pero los registros que no para romper Mikel Oyarzabal no se detienen ahí. Su progresión y crecimiento son meteóricos. Tanto es así que con los dos goles que le marcó el domingo al Huesca en el Reale Arena, el atacante eibarrés supera ya en la tabla de goleadores a otro zurdo formado en Zubieta y que dejó huella en la Real, Antoine Griezmann. Oyarzabal suma ya 54 goles en 200 encuentros con el primer equipo, lo que equivale a marcar un tanto cada tres partidos que disputa con la camiseta txuri-urdin. En este apartado anotador, también va camino de entrar en la historia de la Real. Para empezar, de la actual plantilla realista solo tiene a dos goles a Willian José, con lo que pasaría a ser máximo goleador del plantel. Pero es que hay más, porque con eso, Oyarzabal se convertiría en el 25º máximo anotador de ha historia de la Real. De hecho, solo tiene a cuatro goles a otro delantero muy recordado de la época reciente de la Real, a Nihat, uno de los máximos artífices del subcampeonato del equipo donostiarra logrado en 2003.

Todos estos registros no hacen sino confirmar que Mikel Oyarzabal ha comenzado la temporada como una moto, porque a todo esto hay que sumar el gol que marcó con la selección española absoluta. El eibarrés es, sin duda, uno de los jugadores de moda de LaLiga. Con cuatro goles encabeza junto a Portu la tabla de goleadores de la máxima categoría. Y por si todos estos registros parecieran poco o insuficiente para valorar la trascendencia de su trabajo en la Real, hay otro registro que realza aún más la figura de Oyarzabal: su eficacia desde el punto de penalti. El eibarrés se ha revelado como un consumado lanzador de penas máximas y desde los once metros es sencillamente infalible. Desde que debutara en Primera división, Mikel Oyarzabal ha lanzado diez penaltis y ha marcado los diez. Y contando otras competiciones, el capitán realista ha lanzado doce penas máximas y no ha fallado ninguna. Sin duda, sigue la estela dejada en su día por el anterior ‘10’ de la Real, Xabi Prieto, que sólo falló un penalti en su carrera profesional. Oyarzabal ya ha desvelado en más de una ocasión que entrena mucho ese lanzamiento y que cuando estaba en categorías inferiores cuando podía se quedaba mirando cómo los lanzaba Xabi Prieto. Una historia se entiende mejor cuando se explica. ¿No creen?

El eibarrés se ha convertido por derecho propio en el líder de esta Real que busca emular la hazaña de la del inolvidable subcampeonato, intentando recoger aquello que el fútbol le debe desde entonces, el tercer título de liga de su historia. De momento, ha logrado algo que no ocurrida desde la jornada 36 de aquella temporada, ser líder en solitario. Oyarzabal, Segundo capitán de la plantilla realista después de Illarramendi, es el futbolista franquicia de esta Real. Ha tenido ya oportunidad de marcharse del club donostiarra en dos ocasiones, al Athletic de Bilbao dos veces y al Manchester City. En ambas demostró su compromiso con el club y su amor por el escudo que defiende, el que muestra casi siempre que marca un gol. Los grandes de Europa lo siguen teniendo en su agenda, y tendrá más tentaciones. Pero de momento su cabeza está en San Sebastián, como dijo en su última entrevista en AS. “Yo nunca me he puesto nervioso con el mercado. Siempre he tenido claro que quiero seguir y hacer historia en la Real. Solo pienso en eso”, señaló. Cuando la Real fue subcampeona de liga en 2003, Mikel Oyarzabal contaba sólo con 6 años. Apenas tiene recuerdos de aquello. Pero la historia se la han contado. Y la quiere igualar o mejorar. Es muy ambicioso. Y eso pasa primero por convertirse en leyenda de la Real. Será la mejor ayuda para hacer historia.