FRANCIA

El PSG se centra en Mbappé y deja de lado a Neymar

Leonardo y el PSG están centrados en la extensión de contrato del francés, pretendido por el Madrid, aunque la situación contractual del brasileño es la misma.

Hay detalles que dejan al descubierto claramente la estrategia de un club. Es el caso del último gesto de Leonardo, director deportivo del PSG, quien según una información publicada por L'Equipe, estaría totalmente volcado en la renovación del contrato de Kylian Mbappé. Todo normal hasta aquí... salvo por un detalle. Neymar, la otra gran estrella del PSG, termina contrato en 2022, es decir, la misma situación contractual que el delantero pretendido por el Real Madrid

Precisamente el interés del conjunto español sería el motivo de la actitud de Leonardo, quien estaría dispuesto a descuidar a Neymar, quien aún es el número uno del vestuario en cuanto a jerarquía y con un ego que necesita de mimos. Muy decidido debe estar el PSG a luchar por Mbappé para que se arriesgue la estabilidad interna de esta manera. Los planes de futuro del equipo francés, por tanto, pasan por la permanencia del astro, y saben que la posibilidad de que abandone el club el próximo verano no es un simple rumor de mercado.

Para mantener al futbolista, Leonardo no tendrá que luchar solo contra los cantos de sirena que llegan desde la capital de España (y de Liverpool). La renovación de su contrato, que sería más un gesto de compromiso por parte del futbolista que una urgencia real, no llegará sin que antes se produzca un cambio de estatus en el vestuario del PSG. Mbappé considera que su 'periodo de prácticas' ha finalizado. El siguiente proyecto en el que se embarque debe tenerle como figura máxima e indiscutible. Y eso choca con la presencia de Neymar en París. Por ello el gesto de Leonardo, inclinándose más hacia el lado del francés, es tan decisivo y permite esbozar el plan del PSG.

Además, según apunta hoy también L'Equipe, Leonardo contaría a su favor con la posición de los padres del jugador, que se muestran mucho más abiertos a una posible extensión de su actual contrato. La posición de sus progenitores siempre ha tenido mucho peso en la vida de Mbappé, que en cualquier caso tendrá la última palabra. Por el momento ha habido ya algunas reuniones, sin que Leonardo obtenga respuesta alguna del futbolista, que ahora tiene la sartén por el mango y no tiene necesidad de precipitarse tomando una decisión de la que podría arrepentirse en mayo.  En este asunto Mbappé manda, y sabe que solo está dispuesto a salir ganando.