BARCELONA-REAL MADRID

Valdano teme que Zidane se harte y se vaya él

Ante los rumores sobre el futuro del técnico, el argentino observa más cercano que, si los resultados no van, sea el francés el que dé el paso.

Valdano.
GORKA LEIZA DIARIO AS

Dos derrotas seguidas del Real Madrid han puesto a Zidane en el punto de mira. El futuro del entrenador está en entredicho. La confianza en el francés se ha visto alterada y se empiezan a plantear escenarios posibles. Jorge Valdano ha analizado la situación en voz alta y ha dejado caer un giro de los acontecimientos que él ve como más posible si los resultados y el ambiente en torno al equipo no mejora. Valdano teme más un hartazgo del entrenador y una salida a voluntad propia, que sea el club quien prescinda de él.

"Él está sufriendo lo que dicen y responde con una naturalidad increíble. Hay algo de falta de respeto al tratar a Zidane como a un personaje cualquiera. No lo fue como jugador ni lo es como entrenador. Ha logrado tres Champions y ha ganado la última Liga hace un ratito. Hay algo de maltrato. Se está hablando que el Clásico y el partido del martes ante el Borussia pueden ser definitivos para Zidane", explica Valdano. El argentino no cree que por la cabeza de Florentino pase prescindir del francés. "Yo estoy convencido que no es una hipótesis que maneje el club, pero estoy convencido de que sí es una hipótesis que sí maneja Zidane. La formulación de la pregunta es muy importante. ¿Tú crees que Zidane seguiría si el Madrid pierde estos dos partidos? La respuesta es que no, que no seguirá. ¿Tú crees que Zidane, si pierde estos dos partidos, será echado por el Madrid? No, creo que no. El Madrid no lo va a echar. Esta es mi visión de las cosas conociendo a Zidane. Si él ve que su mensaje no cala en el grupo es de estos que no sabe esperar y que toma decisiones muy drásticas. Lo hizo como jugador y lo hizo como entrenador con una Copa de Europa en la mano, que es muy difícil. Yo más que mirar al club miraría a Zizou", finalizó Valdano en Movistar.

No sería la primera vez que el técnico francés pide salir del Madrid. Ya lo hizo en 2018. Su primera etapa en el banquillo blanco terminó de improviso. El técnico anunció tras conseguir cuatro títulos en aquel ejercicio, entre ellos la Champions, que dejaba el cargo. No le tembló el pulso. Eso sí, meses después acudió de nuevo al rescate de un equipo que estaba tocado.