BARCELONA - REAL MADRID

Histórico Dest, primer estadounidense en un Clásico

Ni Madrid ni Barcelona habían tenido en su centenaria historia un jugador de nacionalidad estadounidense. Hijo de militar, Ronaldinho es su ídolo por delante de Messi.

Histórico Dest, primer estadounidense en un Clásico
LLUIS GENE AFP

Sergiño Dest (3-11-2000) será el primer jugador de nacionalidad estadounidense en jugar un Clásico después de más de 90 años de Liga española. Un hito que tendrá como protagonista a un chico de 19 años que ha llegado a decir que, si es necesario, se quedará sin oxígeno por Messi, pero que tiene como ídolo de infancia a Ronaldinho. Fichado del Ajax por 21 millones de euros más cinco en variables, Dest nació en Almere (Países Bajos). Su madre es holandesa y su padre, un militar estadounidense de origen surinamés.

Dest no conocía Estados Unidos hasta un viaje que realizó a Nueva York, la ciudad donde nació su padre, en 2014. Fue Dave van der Bergh, ex seleccionador Sub-20, quien dio con Dest. Van der Bergh había jugado en el Ajax en los 90 y, en su trabajo de reclutamiento de jugadores, preguntó en el club ajacied si algún chico de la cantera tenía pasaporte estadounidense. Allí estaba Dest, en el Ajax Sub-17. Van der Bergh recibió material audiovisual del jugador y ahí se inició el cortejo.

Estados Unidos está ilusionada por una generación en la que destacan jugadores como Christian Pulisic, Timothy Weah (Lille, hijo del mítico George), Weston Mckennie (Juventus) y Josh Sargent (Werder Bremen). "¿Puede cantar The Star-Splangled Banner?", le preguntaron durante una concentración de la selección estadounidense. Tal vez, por probar su sentimiento americano. "No puedo cantar, pero me sé la letra", respondió descarado el jugador, que ya en su presentación como jugador del Barça dio muestras de no cortarse. "Puede decirse que me parezco a Alves", soltó tranquilamente.

Dest, amante del baloncesto y las patatas fritas, fan de la película Creed, de la serie Prison Break y al artista Drake, mantiene ese punto de hijo de militar en algunos episodios. En enero de este año pidió abandonar una concentración del Ajax en Qatar. No se sentía cómodo con la tensión que se había generado en Oriente Medio entre Estados Unidos e Irán después del asesinato del general Qasem Soleimani en Bagdad. El club le dio el permiso. Menos de un año después, está en las puertas de un Clásico que se acerca un poquito más a Estados Unidos.