LAREDO | BARAKALDO

La batalla de los Goñi

El central del Laredo es Goñi, el delantero dentro del Barakaldo también es Goñi. Son mellizos y jugaron juntos 14 temporadas, 10 en la cantera del Racing

La batalla de los Goñi
Nacho Cubero DIARIO AS

Miguel y Pablo Goñi son hermanos, mellizos, y residentes en Santander. Ahora uno, Miguel, es defensa central del Club Deportivo Laredo y el otro, Pablo, es delantero centro en el Barakaldo. Mañana, a las 18:30, se miden ambos equipos en San Lorenzo y de Manu Calleja y de Aitor Larrazabal, entrenadores del Charles y el Baraka, respectivamente, depende de que el atractivo estreno del Laredo en su estadio tenga, además, el morbo añadido del fraternal duelo de los Goñi.

Los Goñi, de 22 años, siguen viviendo junto en el domicilio familiar, en El Alisal, apenas a 500 metros de las Instalaciones de La Albericia, y han jugado en el mismo equipo durante 14 temporadas: dos en el equipo de fútbol sala de su colegio, La Salle, dos en el Benjamín del Bansander y diez campañas en todos los escalafones de la cantera racinguista. Ambos han tenido la oportunidad de llegar a debutar en el primer equipo, cuatro partidos Miguel hace cuatro temporadas, con 18 años, con Viadero en Segunda B y dos Miguel, la pasada temporada, en Segunda, con José Luis Oltra en el banquillo.

El camino de los dos hermanos se separó, en lo deportivo, hace dos temporadas, cuando el delantero decidió desvincularse del Racing y probar suerte en el Torre Levante valenciano y, posteriormente, en el Club Deportivo Cayón. En el Fernando Astobiza se reencontró con el olfato goleador que le había caracterizado hasta que pasó a categoría sénior y firmó a las órdenes de Luis Fernández 26 goles. Eso le ha valido para recibir esta temporada una oferta de los de Lasesarre. Miguel Goñi, en cambio, sigue militando en el Racing y juega esta campaña cedido en el Laredo después de haber realizado toda la pretemporada a las órdenes de Javier Rozada.