GRUPO A | BAYERN 4- ATLÉTICO 0

Simeone iguala su peor derrota como entrenador del Atlético

Los rojiblancos han perdido contra el Bayern de Múnich (4-0), el mismo marcador que encajaron ante el Borussia Dortmund en la Champions 2018-19.

El estreno del Atlético en esta edición de la Champions no ha sido muy afortunado. Los de Simeone tenían que visitar al vigente campeón de Europa, el Bayern de Múnich, en el Allianz Arena y el resultado final ha sido de 4-0 a favor de los bávaros. Los germanos han sido muy superiores y han demostrado por qué van camino del sextete. Sin embargo, los otros rivales del grupo, Salzburgo y Lokomotiv de Moscú, han empatado (2-2) en su duelo en Austria, por lo que esta derrota no supone un gran traspié en las aspiraciones colchoneras de clasificarse para los octavos de final de la Champions.

El marcador final ha sido abultado y, de hecho, ha igualado la mayor goleada encajada por el Atlético desde la llegada de Simeone a su banquillo en la temporada 2011-12. Sólo en otra ocasión en estos casi nueve años los pupilos del Cholo habían recibido cuatro goles en un partido oficial y, curiosamente, también fue en la Champions y ante un equipo alemán. En concreto, el rival fue el Borussia Dortmund y el partido tuvo lugar el 24 de octubre de 2018 en la fase de grupos de la temporada 2018-19. Era la tercera jornada y los colchoneros visitaban el Signal Iduna Park tras haber vencido al Mónaco (1-2) y al Brujas (3-1) en los dos primeros encuentros.

En aquella ocasión el marcador al descanso fue de 1-0, mientras que ante el Bayern han acabado 2-0 los primeros 45 minutos. El resto de los goles se concentraron prácticamente en los últimos 15 minutos del duelo, ya que Guerreiro anotó el segundo en el 73’, Sancho el tercero en el 83’ y, de nuevo, Guerreiro el cuarto y definitivo en el 89’. Pese a ello, el Atlético logró clasificarse para los octavos de final, por lo que el hecho de recibir una goleada tan amplia no mermó sus opciones de meterse entre los 16 mejores de la competición, algo que debe animar a los aficionados y jugadores rojiblancos.