ATLÉTICO DE MADRID

Los 'otros' casos Trippier

El lateral del Atlético se enfrenta a una dura sanción si se le considera culpable de infringir las reglas en apuestas deportivas. En los últimos años ha habido otros futbolistas castigados.

Los 'otros' casos Trippier

Kieran Trippier puede enfrentarse a una dura sanción si finalmente la Federación inglesa (FA) le considera culpable de violar las reglas de apuestas deportivas en el Reino Unido. Todo se remonta a su fichaje por el Atlético de Madrid en julio de 2019. Supuestamente, se benefició ya sea en primera persona o a través de terceros de información referente a su traspaso al conjunto colchonero. Trippier se considera inocente y así se lo ha comunicado en audiencia a la FA. Ahora debe esperar a que se dicte una resolución, pero si se sigue la línea que se usó en el caso de su compatriota Daniel Sturridge, Trippier puede ser duramente castigado.

El caso del lateral derecho rojiblanco se asemeja mucho al de Sturridge, pero no es idéntico, aunque los supuestos delitos son similares. Para poner en antecedentes, el atacante inglés también fue investigado y acusado por la FA de incumplir las reglas de apuestas deportivas y proporcionar información a terceras personas. En su caso, Sturridge fue considerado culpable de proporcionar información privilegiada, concretamente a su hermano, de su posible fichaje por el Sevilla en enero de 2018. Transferencia que finalmente no se realizó. Sturridge fue multado con 170.000 euros y una inhabilitación inicial de seis semanas que se vio ampliada, tras apelar la FA, a los cuatro meses. Además, la FA solicitó que la sanción se aplicará a todo el mundo. La FIFA aceptó el fallo y castigó a Sturridge. Inmediatamente de conocerse la sanción definitva, el Trabzonspor y Sturridge rescindieron el contrato que les unía de mutuo acuerdo. El futbolista inglés, que ya podía haber vuelto a los terrenos de juego en julio, se encuentra sin equipo. El jugador pidió, tras hacerse pública su sanción, que se erradicaran las apuestas deportivas relacionadas a las transferencias de jugadores.

Lamentablemente no han los únicos casos que ha habido en los últimos años en el fútbol mundial: 

Joey Barton: suspendido 18 meses por más de 1.200 apuestas

Joey Barton es otro de los casos más sangrantes de apuestas deportivas en el Reino Unido. Fue acusado de realizar entre marzo de 2006 y mayo de 2016 numerosas apuestas deportivas e infligir constantemente las reglas en partidos y competiciones de fútbol.

Joey Barton, entrenador del Fleetwood Town.

La sanción provocó que tuviera que dejar las filas del Glasgow Rangers. Aunque volvería a calzarse las botas en el Burnley por un corto periodo de tiempo mientras se conocía el fallo definitivo (abril de 2017). El castigo impuesto le obligó al retiro forzoso. La FA consideró que en esos diez años realizó 1.260 apuestas, incluidas varias relacionadas con compañeros. Barton admitió que tenía una cuenta en una casa de apuestas online. Actualmente es entrenador del Fleetwood Town, en League One.

Andros Townsend: "Perdí 55.000 euros en una noche"

El caso de Andros Townsend es más grave, ya que es claramente una adicción al juego. El internacional inglés, de 29 años, fue sancionado por cuatro meses por violar las reglas de apuestas. Él mismo confesó que su adicción comenzó tras ver un anuncio en la televisión y descargarse una aplicación de apuestas. Incluso, relató su experiencia con el juego en The Players Tribune: "Perdí 55.000 euros en una noche, con mi teléfono y sin salir de mi habitación". El actual jugador del Crystal Palace tuvo que buscar ayuda para superar la enfermedad, que empezó "por aburrimiento". "No paré hasta que me pillaron. Y gracias a Dios que lo hicieron. Cuando fui acusado por la FA y me tenía que enfrentar a un período de sanción me devolvió a la realidad. Temía por toda mi carrera. Estoy tan agradecido que la FA se diera cuenta de que no estaba sucediendo nada malicioso y que yo sólo era un niño estúpido que cometió un error".

Andros Townsend.

Antonio Conte: inhabilitado 4 meses

Antonio Conte estuvo cuatro meses fuera del banquillo de la Juventus entre agosto y diciembre de 2012. Fue en principio castigado a diez meses pero su sanción se redujo a cuatro, por su implicación en el escándalo de fraude de apuestas en su etapa como entrenador del Siena (2010-2011). Se le acusó de no informar a la autoridad competente del amaño de los partidos del Siena frente al Novara y el Albinoleffe, aunque al final se le absolvió por contradicciones del encuentro contra el Novara.

Wayne Shaw: famoso por comerse un bocadillo en el banquillo

Mundialmente famoso por un partido de la FA Cup que midió a su equipo el Sutton y el Arsenal. El portero, de 115 kilos y 45 años, fue fotografiado mientras se comía un bocadillo en el banquillo, antes de comenzar el encuentro. La imagen recorrió todo el mundo. Luego se desveló que en algunas webs de apuestas se podía pujar sobre la posibilidad real de que Wayne Shaw comiera en la caseta. Las sospechas entonces recayeron en el guardameta, que decidió dejar el equipo.

Martín Demichelis: multa de 30.000 euros

El argentino Martín Demichelis (River, Bayern, Málaga, Atleti, Manchester City o Espanyol) se enfrentó a una sanción por apostar en partidos de fútbol en mayo de 2016. Lo cierto es que la sanción fue bastante indulgente: 30.000 euros. Demichelis podría haber recibido un castigo mayor (realizó doce infracciones al código) pero primó que las apuestas se realizaron en un periodo de tres semanas y en encuentros en los que el defensa no tenía ningún tipo de implicación. 

Más sancionados: Cameron Jerome, Dan Gosling, Jordan Stevens...

Puntualmente la federacion inglesa, que está muy encima de que no se viole su reglamento de apuestas deportivas, ha tenido que ir repartiendo sanciones de distinto tipo. Al exjugador del Stoke City, Cameron Jerome, tuvo que multar con 55.000 euros, tras inflingir regularmente la reglamentación de apuestas deportivas. Misma situación sufrió el exjugador del Newcastle, Dan Gosling. El actual medio del Bournemount se vio obligado a donar sus ganancias a una asociación sin ánimo de lucro vinculada al Newcastle. Además, fue multado con 35.000 euros por realizar apuestas y saltarse las reglas de la FA, que impide a los futbolistas apostar, directa o indirectamente; inducir a apostar o permitir una apuesta en la que puedan tener injerencia. El jugador admitió los hechos aunque alegó que desconocía tales prohibiciones.

Jordan Stevens ha sido de los últimos en ser amonestado. Joven promesa del Leeds, y cedido en esta campaña al Swindon Town, fue apartado seis semanas por la Federación inglesa, tras violar las reglas antijuego en septiembre de 2019.