GRANADA

Soldado: "En el Real Madrid no llevé la vida que debía, no estaba preparado"

Soldado vive una segunda juventud en el Granada, donde ha vivido un año "grandioso". El delantero se ha sincerado en El Club del Deportista, donde analiza su carrera.

Roberto Soldado cumple su segunda temporada en el Granada, siendo partícipe de uno de los mejores momentos en la historia del club andaluz. A sus 35 años, el delantero tiene ya tras de sí una dilatada e importante trayectoria detrás. Soldado ha sido precisamente el protagonista de la portada de la última edición de la revista El Club del Deportista. El delantero analiza su carrera y el gran momento que vive con el Granada, donde vienen de cuajar "un año grandioso".  "Los valores primordiales para hacer la temporada que hicimos fueron el trabajo, la humildad, el respeto por nuestra profesión y la ambición", afirma. Tras dos años en Turquía que pasó jugando en el Fenerbahçe, Soldado volvió a España para enrolarse en un proyecto granadino que no para de crecer y que, personalmente, lo ha revitalizado. 

"Mentalmente he rejuvenecido mucho gracias a mis compañeros, que en el día a día me hacen disfrutar mucho del fútbol, de mi trabajo, y tengo una complicidad especial
con el entrenador, Diego Martínez, y su cuerpo técnico, que saben sacar el máximo rendimiento a mi fútbol”, explica en El Club del Deportista. Soldado recaló antes en Turquía para vivir una experiencia positiva, aunque tenía "muchas dudas", pero le apetecía vivir "ese ambiente, los campos turcos, y en un club histórico, como el Fenerbahçe, que es el Real Madrid de Turquía; fue una experiencia enriquecedora". Entre 2015 y 2017, Soldado fue delantero del Villarreal, donde llegó después de un paso por la Premier que no fue lo que esperaba. 

"Era una liga que me atraía muchísimo. Pensaba que mi juego se podía adaptar muy bien, pero la realidad fue muy distinta. Sufrí muchísimo cada vez que estaba en el campo, era un fútbol muy físico, y me veía superado por todos los lados", relata Soldado desde Los Cármenes, mientras rememora su paso por Tottenham, donde jugó 71 partidos y marcó 14 goles. Soldado reconoce que echó de menos España. "Quizás mentalmente el estar fuera, el idioma, me afectó muchísimo, mi familia no se acabó de acoplar muy bien a Londres y fueron dos años muy duros porque no los disfruté".

Algo muy distinto a lo que vivió en Valencia en su etapa precedente. Soldado, nacido en Gandía, comenzó a jugar en Valencia, antes de pasar a la cantera del Real Madrid. Para él, volver a Valencia y triunfar "fue algo increíble". "Me fui siendo un niño con 14 años y volví con 25 o 26, ya más maduro, habiendo creado mi propia familia y siendo el referente de un club tan grande", comenta. "Fue un reto apasionante que disfruté al máximo desde el primer minuto hasta el último y donde mi rendimiento fue muy bueno, consiguiendo el mayor número de goles cada temporada. Cada vez que pisaba Mestalla con la camiseta del Valencia era algo increíble para mí", detalla el ahora delantero del Granada.

Soldado se formó en la cantera del Real Madrid. Llegó a la Fábrica con 14 años y ahora, con la madurez que le ha dado la experiencia, explica que no triunfó allí como le hubiese gustado debido precisamente a la juventud. Ahora quiere que su experiencia sirva para que otros tomen nota. Como adolescente, Soldado no llevaba "la vida que debía, sobre todo porque no estaba preparado para llevar esa vida". "No supe aprovechar esa oportunidad. No descansaba, no comía como tenía que comer, no era consciente de que era casi profesional ya con 17 o 18 
años y no lo supe llevar", reconoce. El delantero quiere que su ejemplo sirva para otros, a modo de consejo, porque "viene mucha gente joven por detrás y hay que tener los pies en el suelo y ser consciente de la oportunidad que te están brindando". Soldado cree que hay gente que nace con “un talento especial” y prácticamente casi da igual "si se cuidan o no". "A lo mejor si se hubiesen cuidado hubieran rendido más todavía y sido más grandes aún. Lo que sí que hay que hacer es poner todo de tu parte para sacarte el máximo rendimiento".