Las Palmas

Semana decisiva para arreglar "un puto desastre”

Las Palmas comienza hoy a preparar la doble cita en casa ante Almería y Castellón. El césped del EGC continúa siendo un quebradero de cabeza.

Semana decisiva para arreglar "un puto desastre”
Diario AS

“Un puto desastre”. Apenas habían pasado unos minutos del 3-3 contra el Fuenlabrada, el pasado 20 de septiembre, cuando un cariacontecido Pepe Mel, entrenador de Las Palmas, comparecía exhausto en la sala de prensa del Estadio de Gran Canaria. Con aquella inequívoca expresión definió el madrileño el estado del césped del recinto donde su equipo juega sus partidos como local. Según el propio Mel, tanto da que así hablara de la instalación de Siete Palmas como de la Ciudad Deportiva del club, que apenas suma 15 meses de vida.

Contra la UD Logroñés, el 3 de octubre, cuando Las Palmas sumó su única victoria del curso (2-1), era como si no hubiera pasado el tiempo ni fuera efectiva la “búsqueda de soluciones” a la que también hacía referencia Mel. La fina lluvia tampoco es que jugara a favor, y el juego se resintió sobremanera.

Ahora, caprichos del calendario, el césped del EGC afronta una gran prueba de fuego para saber si el trabajo de la UD al respecto está dando sus frutos. Así, el primer equipo amarillo afronta dos partidos en cuatro días en la colina de Siete Palmas, donde el sábado recibe a la UD Almería (17.15 horas) y el martes al CD Castellón (18.00 horas).

Las Palmas volverá a ejercitarse allí el viernes, 17 días después, tras haberlo hecho por última vez el pasado 30 de septiembre. Será entonces cuando se podrá comprobar in situ si las labores de reparación del césped están dando sus frutos. Más le vale a la entidad para afrontar con garantías esos dos partidos en cuatro días, sin duda excesivos para un tapete acaso impropio del fútbol profesional. Mientras, las quejas se suceden en banquillo y vestuario pero el problema no se extingue. Al menos, de momento.