Girona GIR
1
Mamadou 37'
Final

LEGANÉS - GIRONA

Fantasmas contra urgencias

En sus ocho duelos oficiales, el Leganés jamás ganó al Girona. Los catalanes llegan a Butarque tras no sumar ni un punto y no haber marcado aún. Vidas cruzadas en muchos protagonistas.

Leganés - Girona | Fantasmas contra urgencias en un duelo trufado de ex
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Unknown

Girona suena en Butarque a maldición perpetua. Y es mentira. Al menos lo de perpetua. La primera vez que el Leganés recibió a su rival de hoy (16:00, siga el partido en directo en As.com) sucedió en 2014. No llevan toda la vida los pepineros midiéndose a los catalanes, así que no, el asunto no es perpetuo… pero sí maldito. Tanto, que parece perpetuo. En ocho duelos repartidos entre Segunda y Primera, cuatro victorias gerundenses y cuatro empates. En la Avenida de los Once Leones la impotencia viste de rojiblanco.

También luce apellidos familiares, claro que en lo del reparto de ex, ahí sí, gana el Lega. Martí, por ejemplo, fue entrenador del Girona casi hasta anteayer. Al mallorquín lo cesaron en Montilivi a seis jornadas para que terminara el curso pasado, con un balance de más del 50% de los puntos cosechados y cuando el Girona iba 6º. Terminó 5º. Francisco le cogió el relevo y casi logra el ascenso a Primera. El Elche lo impidió en un último minuto fatídico que hoy pone a los dos, Martí y Francisco, cara a cara. Sustituido contra sustituto. Un duelo dentro del duelo.

Asier Riesgo e Ignasi Miquel militaron la pasada campaña en el Girona además Fabián Rivero y Monchi, que ahora son segundo y preparador de porteros de Martí en Butarque. Los cuatro completan el repóquer de exrojiblancos en las filas del Lega. En el Girona son dos los ex pepineros: Gumbau (militó dos cursos en Primera con el Lega) y Joseba Ituarte (preparador de porteros entre 2018 y 2020). Francisco también pudo ser blanquiazul, pero el técnico no quiso aceptar en noviembre de 2019 la oferta madrileña para suplir a Pellegrino. Lo hizo Aguirre tres candidatos fallidos después.

Contagio de virus FIFA y enfado por el horario

Para el Girona éste será el tercer partido de esta temporada, que arrancó más tarde precisamente por jugar el play-off de ascenso y bastante torcida. Por ahora, cero puntos en el haber gerundense. El objetivo este curso sigue siendo subir, pero sus recursos, muy diferentes. La plantilla ha convulsionado en una revolución que pondrá a Martí sólo frente a once de los que fueron sus muchachos. Entre ellos no estará hoy Stuani, lesionado. Si hubiera estado sano habría viajado con Uruguay. El caso es que en Butarque respiran. Un peligro (peligrazo) menos, aunque su sustituto, el recién llegado Sylla, humea pólvora en sus botas.

Tampoco jugarán Muric (Kosovo) y Ramalho (Angola), convocados con sus selecciones en un virus FIFA que al Lega arrebata tres piezas clave. A saber, Omeruo (Nigeria), Rosales (Venezuela) y Gaku (Japón). Ésta última es baja especialmente sensible porque sin Perea, lesionado, Martí sólo cuenta con tres pivotes natos: Rubén Pérez y Rubén Pardo (de perfil muy similar) y el canterano Aymane. Eraso podría tener hueco en el once por la escasez y Cuéllar, por galones. El portero se ha recuperado y podría demandar su trono en la portería, aunque el joven Conde haya opositado para merecer un Golpe de Estado.

Bua, Ibáñez y Silva serán baja en el Lega y Juanpe en el Girona. Igualdad en ausencias que también lo es en el malestar por haber adelantado el duelo (se debería haber jugado mañana) y en ansiedades. Los visitantes anhelan sumar por fin tres puntos, aunque sea allende Montilivi, territorio de flaquezas la pasada temporada. En el Lega también manda la necesidad de vencer tras el fiasco de Castellón y la imagen irregular de un equipo sin pausa en el medio por ser demasiado valiente en ataque.