BARCELONA

Ter Stegen, la primera renovación 'tipo Mirotic'

La ampliación del alemán, hasta 2025, inaugura un nuevo estilo de renovaciones. Esta temporada sufrirá un recorte y en los próximos años ganará más dinero.

Mundo Deportivo informa este viernes de que la ampliación de contrato de Marc-André Ter Stegen hasta 2025 está prácticamente cerrada y será oficial en los próximos días. El portero alemán, que se recupera estos días de una operación en el tendón rotuliano de la rodilla derecha (quiere llegar al Clásico), ha tenido que ceder a ciertas pretensiones económicas. Ter Stegen quería ser el portero mejor pagado del mundo para renovar su contrato, pero la abrupta aparición de la pandemia ha trastocado una negociación de más de un año que el club ha mantenido con su agente de siempre, Gerd Vom Bruch. Las condiciones han cambiado.

Ter Stegen será, pues, la primera renovación de la era Covid-19 en el Barça. Su ampliación seguirá los pasos que han seguido la de los jugadores de la sección de baloncesto, entre ellos Mirotic, Hanga o el capitán Pierre Oriola. El meta azulgrana recibirá menos dinero esta temporada, pero recuperará esos ingresos en las siguientes campañas conforme el club los recupere cuando se superen, si las previsiones optimistas se cumplen, los problemas de la pandemia.

Con contrato hasta 2022, el Barça se había propuesto hace meses cerrar la revisión y mejora de su contrato en en una operación idéntica a la de la primera renovación. Ter Stegen, que llegó en 2014 y firmó hasta 2019, renovó en 2017, dos años de que terminase su primer contrato. Lo hizo hasta 2022. Entonces, su cláusula subió hasta los 180 millones de euros, cien más que la primera. Si el aumento de sueldo gradual no es muy considerable, la cláusula podría no moverse mucho. Ter Stegen intentará acercar así el sueño de ser el portero con más partidos de la historia del Barça. Lo tiene aún lejos. Ha jugado 236 partidos. Víctor Valdés llegó a jugar 535 partidos en el Barça; Zubizarreta, el gran artífice de su fichaje, 410. El gran Ramallets sumó 384 y Sadurní, 331, todavía 95 más que Ter Stegen.