Champions

Camavinga, el novato, y una vieja gloria, el Ferencvaros

En el sorteo de la fase de grupos que se celebra este jueves en Ginebra hay cuatro equipos que nunca jugaron la Champions: Rennes, Basaksehir, Krasnodar y Midtjylland.

Camavinga hace su aparición en la Champions.

En los años sesenta y setenta, el Ferencvaros húngaro era uno de los equipos más fuertes de Europa. Conquistó la Copa de Ferias en 1965 tras derrotar en la final a la Juventus y fue finalista de la Recopa diez años después. En esos años, fue un fijo en las grandes competiciones europeas e incluso llegó a tener en sus filas al Balón de Oro de 1967, Florián Albert. Con la apertura global del fútbol y la caída del telón de acero, el club, como casi todos los clubes de Europa Oriental, fue disminuyendo su nivel con el paso de los años hasta perder toda su relevancia internacional. Sin embargo, 25 años después de su última aparición en la Champions, hoy volverá a estar en el sorteo la fase de grupos de la máxima competición continental. La vuelta de un viejo rockero.

También estarán junto al Ferencvaros en el Bombo 4, casi por sorpresa y por primera vez, el Basaksehir, deslumbrante campeón de la liga turca, el Kranodar ruso, el Midtjylland danés y el Rennes de Camavinga, al que sigue muy de cerca el Real Madrid y con el que se podría cruzar en un enfrentamiento de los más morboso.