OPERACIÓN OIKOS

Borja, tras ser exculpado por el juez: "Ha sido una pesadilla"

El futbolista estaba bajo investigación por su presunta participación en la operación Oikos, pero el juez ha sobreseído las actuaciones sobre él desvinculándolo del caso.

Borja, tras ser exculpado por el juez: "Ha sido una pesadilla"
AS

Los abogados de Borja Fernandez han recibido en las últimas horas una comunicación del juez que lleva el caso Oikos por la que le exculpa de cualquier vinculación en el presunto delito que se investiga. Los letrados del exfutbolista pidieron hace un mes y medio al juez una resolución sobre su causa, un sobreseimiento provisional de las actuaciones y éste ordenó una investigación en concreto sobre la implicación del gallego que ha terminado en su completa exculpación del caso, quedando ya fuera de las investigaciones, como defendió el propio exjugador en la entrevista de hace unos meses en AS.

En unas primeras declaraciones a AS, Borja Fernández explicó que "por fin se hizo justicia, tarde, ha sido muy injusto, pero se van arreglando las cosas. Soy el unico que han sacado del caso, bueno para mí" y explicaba que ahora tengo "sensaciones raras, nunca te quieres retirar del fútbol y no ves el final y ahora es lo mismo, no me creo que, por fin, haya llegado el final", al tiempor que señalaba: "Me han robado un año y cuatro meses, fue una pesadilla, porque no habia ni una sola prueba solida, poco a poco se ha desvelado todo" y destaca: "El juez podía lavarse las manos haberme llevado a juicio y allí exonerarme porque no hubiera nada contra mí, pero lo ha acelerado y ya no estoy en la causa como investigado".

Borja, menos de dos horas después de recibir la comunicación de su exoneración, contaba que "yo me enteré antes casi que mis abogados, vi el mail de la procuradora y al abrirlo vi que era lo mío y que sobreseían mi causa. Entonces hice una captura de pantalla y se lo mandé a mi mujer, a mi madre, a todos los familiares que lo han pasado mal, al míster, a Ronaldo, a los compañeros... porque no podía hablar, no paraba de llorar. Estoy muy liberado".

Hay que explicar que el sobreseimiento provisional se debe a que el caso no está cerrado, por eso no puede ser definitivo, pero Borja Fernández ya no constará tampoco como investigado por lo que, entre otras cosas, podrá empezar a trabajar en el Real Valladolid como era su idea el día que se retiró.

El caso Oikos explotó el 28 de mayo de 2019 cuando agentes de la Policía Nacional irrumpieron en casa de Borja Fernández en Valladolid y se lo llevaron esposado a la comisaría para trasladarle al juzgado de Huesca, previo paso por Madrid, que investigaba el caso. Junto a él fueron detenidos también Raúl Bravo y Carlos Aranda, principales cabecillas de la presunta trama de compra de partidos. Casi un año y medio después el juez no encuentra ni una sola prueba para llevar a juicio al exjugador del Real Madrid, Deportivo, Getafe y Real Valladolid, más allá de los indicios de la Policía Nacional. Antes de esta comunicación de exculpación, ya el juez instructor de la Federación Española de Fútbol había propuesto el sobreseimiento del caso en la investigación que llevaba a cabo la Federación.