BARCELONA

Pesimismo en el Barça con la operación Depay

Su fichaje no está descartado, pero la ausencia de salidas pone en peligro una operación deseada por Koeman y necesaria para darle alternativas al equipo.

Baja el suflé sobre el fichaje de Memphis Depay. A estas horas, según pudo saber As, en el Barça se ha instalado el pesimismo con la que, teóricamente, debía ser una operación asequible para el club azulgrana, ya que estaba tasada en unos 25 millones de euros. El fichaje, muy deseado por Ronald Koeman, estaba bien encaminado ya que tenía la luz verde del jugador, a quien además sólo resta un año de contrato.

Pero el Barça tenía que ingresar por otras ventas, y ese dinero no está llegando. Exceptuando la venta de Nelson Semedo, que servirá para financiar el fichaje de Sergiño Dest, el club necesita ingresar más dinero en traspasos. Todibo, Rafinha, Umtiti o Júnior eran los elegidos para ser traspasados, pero el Barça encuentra obstáculos en su fichaje. El Barça también tiene en el escaparate a Ousmane Dembélé, pero tampoco encuentra ofertas razonables para proponerle su salida.

La operación, además, tiene un supuesto 'deadline' ya que Jean-Michel Aulas ha fijado el viernes, día 2, como fecha límite para cerrar el traspaso. Así que el Barça va contrarreloj. Koeman presiona y también el jugador, con ganas de jugar en el Barça. La llegada de Depay, acostumbrado hace algunas temporadas ya a moverse en la posición de nueve, no está descartado, pero sí "difícil" según admiten en el club.