BARCELONA

Dembélé reincide: sigue llegando tarde a los entrenamientos

Hay cosas que con la llegada del nuevo entrenador no cambian. El delantero francés sigue siendo un auténtico desastre en los horarios y la puntualidad.

Dembélé.
Gorka Leiza Diario AS

Las cámaras de Cuatro acudieron esta mañana a la Ciutat Esportiva con el fin de tener unas imágenes del gran triunfador del día de ayer ante el Villarreal, Ansu Fati. Y no sólo consiguieron unas imágenes sino también unas escuetas palabras del joven delantero, mostrando su felicidad. Asimismo pudieron constatar que Ousmane Dembélé sigue siendo un auténtico desastre respecto a los horarios. Y es que el delantero francés llegó a la Ciutat Esportiva a las 10:15 horas, cuando a hora límite fijada eran las 10 horas. Hay que recordar que desde la llegada de Koeman, los jugadores han de estar una hora antes en el vestuario, otra de las reglas que impuso Luis Enrique y que ha recuperado el técnico holandés.

Pero, según nos cuentan en el vestuario, no es la primera vez este mes que Dembélé se salta a la torera los límites horarios establecidos por el técnico holandés. El pasado 11 de septiembre, en la Diada de Catalunya, el atacante se presentó 13 minutos tarde a la cita, aunque aquel día hubo uno que lo superó: Nelson Semedo llegó 19 minutos. De hecho fueron tres los que se les fue un poco de las manos el tema de los horarios, ya que Arturo Vidal también se retrasó siete minutos.

En todo caso, no se trata de una experiencia nueva para Dembélé, que si por algo se ha hecho acreedor estos años es por su fama de despistado. Una fama que sigue aumentando a medida que pasan los años, aunque evidentemente sin llegar a los extremos que protagonizó en la temporada 2018/19, cuando directamente se quedó dormido y no acudió a un entrenamiento. En esa ocasión se le llegó a plantear una sanción muy grave, de hasta supensión de sueldo y apartarlo del equipo, que finalmente quedó en nada.