BARCELONA 4-VILLARREAL 0

1x1 del Barcelona: Ansu Fati, la solución estaba en casa

Exhibición portentosa de talento y eficacia del joven delantero blaugrana, que se sintió muy cómodo, arropado con Coutinho y Messi en el ataque.

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en la victoria por 4-0 ante el Villarreal, en el Camp Nou.

Neto: Partido muy plácido para el brasileño. Sólo tuvo que hacer una intervención, a un remate de Take Kubo, en el minuto 88. Fue el único remate entre los tres palos del Villarreal. Estuvo muy atento a la hora de salir en algún centro envenenado. Muy bien a la hora de jugar con los pies, con seguridad y sentido.

Sergi Roberto: Se prodigó más bien poco por su banda. Le sigue faltando un poco más de criterio en sus acciones ofensivas, pero su capacidad de trabajo y sacrificio son innegociables. En todo caso, parece que la llegada de Sergiño Dest le va a cerrar las puertas en el lateral derecho.

Piqué: Superlativo, a todos los niveles. Le comió la tostada a Gerard Moreno, jugado con el que mantiene un pulso cada vez que se encuentra. Rápido y atento en todas sus acciones, demostró un poderío, que rozó lo insultante.

Lenglet: Excelente, sobre todo en la salida de balón. De hecho, de sus botas llegó el primero y segundo gol, con sendas recuperaciones y pases medidos al espacio. A este nivel, el francés es una pieza indiscutible en el tablero de Koeman.

Jordi Alba: Hacía tiempo que no le veíamos tan dinámica, ofensivo y protagonista en su banda. El juego ofensivo se colgó por su banda. Se entendió a las mil maravillas con Ansu Fati, el primer gol es prueba de ello, y hasta estuvo cerca de marcar un gol, con un fuerte remate que detuvo Asenjo ‘in extremis’. Parece que está viviendo una segunda juventud. Esperemos que dure.

Sergio Busquets: De menos a más. Su inicio fue simplemente catastrófico, errando hasta en cinco pases no forzados consecutivos y dando una sensación de inseguridad preocupante. Afortunadamente tras el descanso recuperó sensaciones y se mostró mucho más clarividente y seguro en su aportación en el juego.

De Jong: El holandés está en su salsa. El aterrizaje de Koeman le ha servido como espoleta al internacional, que realizó un partido completísimo. Jugar en el doble pivote le da libertad y confianza para sentirse protagonista. Su conducción y visión de juego pueden dar muchas alegrías este año a una afición necesitada de éxitos.

Coutinho: El regreso del brasileño no ha podido ser más redondo. Koeman ha sabido encontrarle una posición donde se siente más cómodo y donde fomenta su versatilidad en el juego y también a la hora de combinar con los compañeros. Tiene talento para exportar y a poco que siga ganando en confianza, su relación con Fati y Messi puede dar mucho que hablar este curso. Para empezar ya le sirvió una asistencia a Ansu.

Messi: Empezó un tanto desconectado, sin participar en los dos primeros goles, pero poco a poco se fue entonando y acabó siendo el Leo que todos conocemos. Su conexión con Fati y Coutinho promete sensaciones de vértigo. Marcó un gol de penalti, aunque no lo lanzó precisamente muy bien, y también se le puede dar la mitad del cuatro, ya que un centro suyo acabó rematándolo al fondo de la red Pau Torres.

Ansu Fati: Este chaval ha nacido para ser una estrella. Se dice que hay jugadores que entran en un equipo picando la puerta, pues bien, Ansu ha decidido reventarla a patadas y llevarse la puerta directamente a casa. Marcó dos golazos, provocó un penalti e hizo y deshizo lo que quiso sobre el campo. Koeman le hizo jugar 70 minutos, pero antes de que abandonara el campo le felicitó públicamente. Nadie sabe dónde está su techo, pero lo único que es innegociable es que ha de ser titular.

Griezmann: El francés es la cruz en el ataque de Koeman. Sigue desconectado del equipo, sus aportaciones suelen ralentizar el juego, nadie se fija en sus desmarques y su única aportación interesante es en la ayuda defensiva, donde realiza un trabajo descomunal. Está claro que si viene Depay, su puesto peligra.

Sustituciones

Pedri: El canario sigue aportando cosas diferentes. La sensación es que puede ser un fichaje más que interesante. Muy dinámico en ataque y buscando siempre a Leo.

Dembélé: El francés es un potro desbocado. El día que además entienda el juego y asuma siempre la mejor opción ya habremos ganado mucho.

Pjanic: Jugó sólo 13 minutos. Más que suficientes que estamos ante un jugador descomunal. Perfecto en la salida de balón, aportando profundidad en el juego.

Trincao: Le faltó muy poco para entrar y besar el santo, ya que estuvo cerca de marcar un gol. Le hizo un caño a Estupiñán como tarjeta de visita.