EIBAR

Mendilibar carga contra LaLiga y la FEF: "Falta profesionalidad"

El entrenador de la S.D. Eibar, José Luis Mendilibar, ha criticado este viernes los cambios de horarios de partidos originados por las controversias entre la Federación y LaLiga.

Mendilibar.
Domenech Castelló EFE

José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar, está enfadado por los cambios de fecha de los partidos de fútbol de Primera División. En una liga que se supone profesional, ese término brilla por su ausencia. "No se está mirando por la gente del mundo del fútbol, falta profesionalidad y humildad a la hora de hablar", criticó el viernes el técnico de Zaldibar, porque el equipo guipuzcoano de Primera División ha sufrido en sus carnes las consecuencias de la lucha entre LaLiga (patronal de Clubes) y la RFEF (Real Federación Española de Fútbol). El derbi vasco Eibar-Athletic Club se disputará al final el domingo (14 horas) en Ipurua, a pesar de que inicialmente estaba previsto para el viernes, lo que trastoca los entrenamientos de los dos equipos. Llueve sobre mojado, porque al conjunto bilbaíno ya le pasó lo mismo cuando se enfrentó al Granada.

El pulso entre los presidentes de la LFP (que fija partidos viernes, sábados, domingos y lunes) y la RFEF (que se niega a que se disputen partidos los viernes y lunes alegando que perjudica a los aficionados), salpica en el Norte. "Parece que hay una lucha entre dos personajes a ver quién la tiene más grande", denunció Mendilibar en una rueda de prensa en Ipurua a puerta cerrada, en la que los periodistas hicieron de víspera las preguntas. Ni unos, ni otros (LaLiga y RFEF) escuchan a los aficionados al fútbol, que siguen sin poder entrar en los estadios de fútbol de Primera y Segunda División debido al coronavirus.

"A nosotros nos han cambiado el horario de dos de los tres primeros partidos de liga. Al principio, el partido contra el Villarreal iba a disputarse un sábado a las 21 horas y al final jugamos el mismo día, pero a las 16 horas. Ahora el encuentro contra el Athletic Club iba a ser el viernes y se ha pasado al domingo. Al Athletic Club le ha ocurrido lo mismo en sus dos primeros encuentros, que iban a ser el viernes y se han retrasado al domingo. Parece que hay una lucha entre dos personajes a ver quién la tiene más grande, y no hay diálogo. Al Athletic le pasó en la primera jornada, en la que jugó en Granada, por lo que tuvo que variar el viaje; y, ahora, en la tercera jornada, se repite la misma historia. Todavía no se han puesto los horarios de la quinta jornada, porque igual están pensando en hacer otra vez lo mismo. Vamos a jugar tres partidos en una semana, sólo sabemos el horario de dos duelos, pero todavía no sabemos cuándo jugaremos el tercer encuentro. No están mirando mucho a la gente del fútbol", insistió Mendilibar.

Los equipos, tanto futbolistas como entrenadores, son los que más sufren con estos cambios, porque inicialmente están planificados los entrenamientos para una fecha, pero luego el partido se celebra dos días más tarde de lo anunciado. Así, es muy difícil trabajar, porque los planes hay que cambiarlos sobre la marcha.

"Hasta el último momento hemos tenido que estar pendientes de cuándo se iba a jugar el partido contra el Athletic. Estuvimos como locos el miércoles (inicialmente dos días antes del duelo ante el Athletic Club). Decidimos no entrenar ese día por la mañana, porque por la tarde se iba a saber cuándo jugábamos el partido. Así, el miércoles, a las 15.30 horas, cuando sólo faltaban 60 minutos para comenzar el entrenamiento, todavía no sabíamos si el encuentro iba a ser el viernes o el domingo. Entonces, no sabíamos qué entrenamiento hacer. En el último momento, nos dijeron que el duelo se había retrasado al domingo. Así no podemos estar. Parece una 'chorrada', una tontería, pero no es así. No es lo mismo plantear el trabajo de una semana para jugar el viernes que el lunes. Falta profesionalidad y humildad, para hablar con la gente y llegar a acuerdos en momentos determinados. En los últimos años hay una lucha, y el que la tenga más grande es el que va a ganar. Ese es el problema ahora mismo. Hasta el final estaremos así", lamentó.

El Eibar-Athletic Club del domingo será el segundo partido de rivalidad regional que se dispute a puerta cerrada en Ipurua debido al COVID-19. "Hay una pandemia, pero en otros deportes vemos aficionados en las gradas, incluso en recintos cerrados, con aforo limitado. En el fútbol sólo en algunos amistosos hay público. Parece que todo está pensado en contra de los seguidores que acuden a los campos de fútbol. Primero, con los partidos en horarios diferentes, porque antes eran siempre el domingo a la misma hora. Luego empezamos a jugar los viernes y los lunes, lo que perjudica a muchos que quieren acudir a los campos. Ahora, con el coronavirus los aficionados no pueden entrar a los estadios", señaló el preparador vizcaíno.

"Tenemos que hacerlo lo mejor posible para ganar al Athletic"

Ipurua acogerá un duelo Eibar-Athletic Club con dos equipos necesitados de puntos, porque todavía no han obtenido una victoria en el inicio de la temporada 2020-2021. "No creo que tengamos la obligatoriedad de ganar. Debemos jugar lo mejor posible para poder ganar. Nos enfrentamos a un rival en frente que ha jugado un partido, tiene cero puntos y también querrá vencer. Pero a estas alturas, no creo que debamos hablar de obligaciones", explicó Mendilibar. El entrenador dejó claro que su equipo debe "generar más ocasiones que ante el Celta para lograr la primera victoria"; ya que en el primer duelo liguero los azulgranas lograron un empate (0-0), y gracias, ante el conjunto gallego en Ipurua. Luego, los guipuzcoanos mejoraron ante el Villarreal en La Cerámica, donde comenzaron ganando, pero acabaron perdiendo (2-1).

Se prevé un encuentro igualado el domingo entre el Eibar de Mendilibar y el Athletic de Gaizka Garitano, ex-futbolista y ex-entrenador azulgrana. "Va a ser competido, los dos equipos querremos jugar en campo contrario. Y eso no va a poder ser. A ver quién se sale con la suya. Y a veces tampoco así tienes las de ganar. Es cierto que quien consiga hacer su fútbol, estará más cerca de conseguir la victoria", pronosticó.

El Eibar sigue sin cerrar su plantilla. Mendilibar pidió 6 ó 7 fichajes y todavía sólo se han producido 4 incorporaciones. "Imagino que vendrá gente todavía de aquí al 5 de octubre. Queremos fortalecer el grupo. Lo importante es que los jugadores crean en lo que hacemos, comenzando por los que ya estaban. Pero los que vienen también deben creer en nuestra idea de juego. Y a partir de ahí, ir para arriba", anunció.

Hace semanas el técnico se mostró crítico porque la pretemporada (3 semanas de duración) fue más corta que el tiempo en el que está abierto el mercado de verano de fichajes, que se prolonga hasta el lunes 5 de octubre, cuando ya se habrán disputado 5 jornadas ligueras. "Vamos a jugar 5 jornadas y puede haber muchos cambios en todos los equipos. Pero tampoco podemos tirar por la borda estos 5 partidos. Tenemos que competir y sacar el máximo de puntos posibles, porque también cuentan", destacó.

Una de las novedades en el Eibar es la del delantero japonés Yoshinori Muto, quien ha llegado cedido del Newcastle y se ha convertido en el segundo jugador nipón de los eibarreses. Con la ayuda de su compatriota Takashi Inui, Muto trata de adaptarse a sus nuevos compañeros y a la liga española, en la que debutará en breve tras su experiencia futbolística anterior en Japón, Alemania (Mainz 05) e Inglaterra (Newcastle). "Muto dice palabras sueltas en castellano. Algunos creen que en el fútbol no hace falta hablar idiomas, porque todo el mundo lo entiende. Creo que no es así. A veces cuesta porque necesitas tiempo para adaptarte a tus compañeros y al equipo. Creo que nos va a dar cosas positivas y eso es lo importante", sentenció.