ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez avala a Torreira

El ariete ya recomendó al Arsenal la incorporación del medio. El Atlético trabaja en la cesión con opción de compra no obligatoria. Cauto optimismo. El Torino es la segunda opción.

Lucas Torreira es objetivo del mercado rojiblanco. Este diario ya explicaba el pasado lunes que la dirección deportiva rojiblanca mantenía una negociación en curso con el Arsenal para poder conseguir la cesión del internacional uruguayo de 24 años. En el día de ayer siguieron los contactos y las partes manifestaban su optimismo en poder concluir la negociación de forma satisfactoria para todas, pero también transmitían cautela. El Atlético debe hacer hueco a la nueva incorporación y debe medir mucho sus pasos económicos. La prioridad, una vez confirmada la marcha de Morata, era encontrar con la mayor celeridad posible un sustituto. Se quiere reforzar el centro del campo, pero ahí, más allá del nuevo rol de Marcos Llorente, de momento no ha habido bajas y hay límites con Torreira.

Andrea Berta, director deportivo rojiblanco, trabaja sobre una cesión con una opción de compra no obligatoria. Punto importante este. El Arsenal, que quiere zanjar el asunto para siempre, preferiría que sí fuera un préstamo con obligación de traspaso. Pero el Atlético no transige. El club inglés tasa al internacional uruguayo en 24 millones. En 2018 pagó por él 30 a la Sampdoria y quedarían por amortizar unos 18. Así, desde Londres se busca crear una plusvalía con una venta por encima de 20 millones. Torreira, por su parte, ve con buenos ojos la posibilidad de enrolarse en el Atlético, un club que ya le quiso en 2018. Hasta tres veces ha podido ya hablar con Simeone para pergeñar su llegada al Atlético. Para el Arsenal sería dar solución a un jugador con el que no cuenta Mikel Arteta, técnico gunner.

Además, Torreira cuenta con un aval de primer orden. Luis Suárez es su gran valedor. El delantero, que se enfundará la rojiblanca, ya recomendó al Arsenal su fichaje en 2018. Raül Sanhelli, por entonces director de fútbol del Arsenal y ex del Barcelona, preguntó a Luis Suárez sobre Lucas Torreira. El ariete recomendó al dirigente firmar al entonces centrocampista de la Sampdoria, con el que venía de disputar el Mundial de Rusia. Su idea no ha cambiado, con Torreira asentado como el eje titular de la celeste. Ahora pueden volver a ser compañeros.

El Torino también juega la carga de Giampaolo.

Si Simeone juega a favor del Atlético, con el club colchonero como primera opción, el Torino no ha arrojado la toalla definitivamente. El club granata opone la carta de Giampaolo. El técnico también reclama a Torreira, con quien coincidió en la Sampdoria. El jugador, de hecho, está muy ligado a la familia Giampaolo, dado que ya en el Pescara, al poco de su llegada a Italia, jugó a las órdenes de Federico, el hermano del actual técnico del Torino. El club piamontés se ve en inferioridad económica con respecto al Atlético, pero ayer no había abandonado la idea definitivamente. Eso sí, manejando ya alternativas. Pero se ve en condiciones de pagar el salario del uruguayo, que en el Arsenal es de tres millones limpios más bonus.

Torreira, un cinco completo.

El Atlético ha pensado en Torreira, un pivote muy completo y que puede llevar a engaño. Lo primero, por su estatura. Su apenas metro y 68 centímetros podrían hacer sospechar de que se trata de un jugador de poca rotundidad física. No es así. Torreira es una roca. Un jugador de muy altas cifras en la recuperación y en la anticipación. Pero no se queda ahí. Con una atinadísima lectura del juego y unas dotes de mando muy bien ordenadas, exhibe un muy buen pie en el pase de inicio. Además, es un pivote que gusta de verticalizar mucho el juego, con pases frontales para superar líneas con un buen índice de acierto.