BAYERN 2 - SEVILLA 1

Javi Martínez: "Despedirme así sería algo increíble"

Un gol suyo en 2013 sirvió para forzar los penaltis ante el Chelsea. Siete años después, repite suerte frente al Sevilla. "¿El Athletic? No lo sé", dijo.

30 de agosto de 2013, Praga (República Checa) y 24 de septiembre de 2020, Budapest (Hungría). Dos fechas y eventos que siempre quedarán ligados para la posteridad en la historia del fútbol. Pero, sobre todo, para un club y un jugador en especial: el Bayern de Múnich de Javi Martínez. Dos goles del futbolista español, saliendo desde el banquillo, fueron decisivos para que el conjunto alemán terminase conquistado ambas Supercopas de Europa contra Chelsea y Sevilla, respectivamente. Las dos únicas que ostenta el gigante de la Bundesliga.

En el caso de la primera, llegó en el momento álgido de la carrera de Javi Martínez. Con apenas 25 años, en plenitud, ingresó en el minuto 56 de partido. Con 1-2 en el marcador, en el 121 de la prórroga, el jugador natural de Estella hizo el tanto del 2-2 para forzar la tanda de penaltis. ¿Resultado? Triunfo del Bayern de Múnich en la Supercopa de Europa de Praga.

Siete años después, se repitió la historia. De nuevo entrando como suplente, y otra vez en la prórroga, Javi Martínez entró en escena en el 99' para marcar el gol del 2-1, aprovechando un rechace dentro del área, con un cabezazo que sirvió la conquista de una nueva Supercopa de Europa por parte del Bayern, esta vez superando al Sevilla.

Eso sí, en esta última ocasión de forma curiosa. Y es que Javi Martínez llegó a Budapest con prácticamente pie y medio fuera del equipo alemán, sin apenas contar para Hans Flick. Una situación que recuerda a la vivida con Pedro en el Barcelona en la Supercopa de Europa de 2015, cuando también anotó el tanto decisivo para, días después, marcharse al Chelsea. Sí, también con el Sevilla en el centro de la diana.

Tras el partido: "Despedirme así sería algo increíble"

El Sevilla, un duro rival: "Tienen jugadores y entrenador para ello. Julen es de los mejores del mundo. La forma en la que juegan, lo fuertes que son, la confianza que tienen. Tienen un bloque con los dos centrales y Fernando que son prácticamente insuperables. Es un rival muy complicado y estamos contentos de haberles batido".

¿Despedida?: "Es una noche inolvidable. Puede ser mi último partido, no lo sé. Habrá que ver lo que pasa en los próximos días y semanas. Despedirme así sería algo increíble, devolverle a todos los aficionados todo, que han estado los últimos nueve años conmigo. Poder darles eso es algo emocionante, increíble. Ha sido muy bonito".

Su futuro: "Es un sueño marcar en cualquier final. Ahora toca celebrarlo, estar con mis compañeros, que todavía no he podido estar. Ya veremos lo que pasa mañana. Si me toca el domingo ir a Hoffenheim iré con la misma ilusión y las mismas ganas con las que he ido siempre".

El Athletic: "No lo sé".


Müller: "El Sevilla fue el rival difícil que todos esperábamos"

El mediapunta del Bayern Thomas Mülle consideró que el Sevilla había sido para su equipo en la final de la Supercopa de Europa el rival difícil que todos esperaban. "El Sevilla fue el rival difícil que todos esperábamos. Se fue en ventaja con el penalti y hubo una fase en que nos complicó la vida", admitió Müller en declaraciones al canal Sky.

El jugador alemán agregó que el Sevilla había logrado fórmulas para escapar a la presión del Bayern pero que en la parte final del partido su equipo había logrado imprimirle su sello al partido. Müller tuvo palabras de elogio para su compañero Javi Martínez, autor del gol de la victoria, y dijo que creía que "dentro de treinta años seguirá siendo un gran rematador de cabeza".