LALIGA

La COVID deja en LaLiga 240M€ de pérdidas pero más audiencia

Un informe de Roams señala que los clubes dejaron de ingresar 88 millones por abonos y 40 por taquillas en la 19-20. El seguimiento en televisión creció un 13%.

La COVID deja en LaLiga 240M€ de pérdidas pero más audiencia
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Roams ha realizado un informe del impacto del COVID en el fútbol profesional español a partir de los datos que ha ido ofreciendo LaLiga en los últimos meses de forma pública. En dicho documento de este comparador de telefonía se da un dato que aún no es oficial y que apunta a que la pandemia provocó pérdidas de unos 300 millones de euros en la temporada 2019-20, 240 según las fuentes consultadas en la patronal con las que AS ha contrastado estos números, pero añaden que el camino que seguirá la nueva campaña será parecido o incluso mayor pese a que LaLiga está creciendo en otras partidas como las de los patrocinios. Por ello, destacan la importancia de las televisiones, ya que se prevé que la audiencia siga aumentando, cuyos operadores han decido mantener casi el mismo precio y sacar promociones al mercado para llevar el fútbol a más aficionados.

La pandemia ha supuesto un bloqueo en el crecimiento de LaLiga, que había pasado de los 3.209 millones de euros de ingresos en la temporada 2015-16 a los 4.871 en la 18-19. En la pasada (19-20), la caída fue de más de 200. "La pandemia ha supuesto graves pérdidas económicas con la imposibilidad de acoger público en sus gradas. Cantidad, eso sí, menor que la que se cifraba en su caso de que se hubiera cancelado por completo la temporada, que hubiese ascendido a los mil millones de euros", señala el estudio. Las pérdidas, según el informe, se mantendrán para el nuevo curso por la imposibilidad de abrir los estadios hasta que no exista vacuna: "Partidos a puerta cerrada que suponen la imposibilidad de generar ni un solo euro en venta de entradas, lo que augura pérdidas importantes también en las taquillas. Al cierre de la temporada 2019/20, tal y como se estimó desde LaLiga, se producía una pérdida de 130 millones de euros (88 millones en abonos y algo más de 40 en venta de entradas en taquillas)".

Ante el cierre de los campos, el modo de ver el fútbol ha experimentado "un brusco giro" y se ha visto reflejado en las audiencias de los partidos. "En la vuelta de la competición tras la pandemia, la audiencia de LaLiga Santander creció, a nivel internacional, hasta casi un 13%, concretamente un 12,6% en su jornada 28. Si nos fijamos en el acumulado, experimentó un notable crecimiento, más del 11% con respecto a la temporada 2018/19 y un 18% sobre la 2017/18", refleja el informe. En cuanto la audiencia global de la temporada creció en todos los continentes, salvo en Asia que bajó 40 millones, y en América del Sur, que mantuvo la media de las últimas campañas. En Europa subió 73 millones de espectadores; en África, 69, y en América del Norte sube hasta los 174.

Oferta para ver el fútbol

El estudio de Roams destaca una "lucha por hacerse con la retransmisión del fútbol", ya que sigue siendo uno de los objetivos principales de las compañías telefónicas y más esta nueva temporada en la que ninguna OTT ofrecerá los partidos de Primera y Segunda División. En cuanto a compañías telefónicas, solo ofrecen fútbol Movistar (que cuenta con los derechos en exclusiva) y Orange. Jazztel deja de ofrecer este contenido y Vodafone, por segundo año consecutivo, tampoco lo hará. Entre Movistar y Orange hay 25 tarifas diferentes para el aficionado, siendo 18 de ellas del operador azul. El informe, además, destaca el nivel de ofertas: "En Movistar, hasta un 84% de las tarifas cuentan con promoción. Un porcentaje similar al de Orange, que se sitúa en el 85%".

El informe concluye señalando que "el fútbol se ha convertido en un servicio premium para sus aficionados" ante los cambios surgidos por la pandemia. "Como en toda contienda, unos salen ganando y otros perdiendo. Los operadores, con su amplia variedad comercial, se convierten en los reyes del mercado, al menos por el momento; al contrario que los clubes, los más perjudicados. Y su alma máter, LaLiga, quien lleva apilando enormes pérdidas desde que la COVID-19 llegara de paso", añaden.