REAL MADRID

Dos canteranos con mensaje

Zidane prefirió ante la Real Sociedad que debutasen las promesas castillistas Marvin y Arribas antes que tirar de Jovic y Mayoral. Un mensaje hacia instancias superiores...

Si Zidane está contento con la plantilla que se le que ha quedado para empezar la temporada 2020-21, no lo parece. En el Reale Arena hizo debutar a dos castillistas, Marvin Park y Sergio Arribas, antes que confiar en Jovic y Mayoral como efecto desatascante. Significativo.

"Hasta el día 4 pueden pasar muchas cosas", avisó Zidane en la previa del accidentado viaje a San Sebastián. Añadir a contrapié a Odegaard y el adiós a dos 'activos tóxicos' como James y Bale quizá sean movimientos que se le quedan cortos al francés, que pidió refuerzos (Upamecano, Camavinga...) y la nitroglicerina de Mbappé.

Sergio Arribas también debutó con el Madrid en el estreno liguero.

A Zidane no le valen tres de sus cuatro nueves (Jovic, Mariano y Mayoral) y parafraseando al propio técnico madridista, eso es algo que no va a cambiar. "No entiendo a Zidane porque creo que a alguno de esos delanteros se les puede aprovechar en días como este", se quejó Cañizares en El Partidazo de Movistar. Butragueño, en su papel mesurado, dejó un detalle a estudiar. "Entendemos que hoy tenemos una plantilla de absoluta garantía", le aseguró a Mónica Marchante. Enfatizó muy especialmente el 'hoy'...

Los debuts de Marvin y Arribas son en sí mismos un premio a dos canteranos que vienen avalados por Raúl y por su gran Youth League con el Juvenil. Pero Zizou, a diferencia de Mourinho que siempre se colgó la medalla cuantitativa de hacer debutar chavales (17 bajo su mandato), suele encarecer los debuts. Con los de ayer, son sólo 12 los canteranos que recibieron la alternativa de la mano zidaniana (Mariano, Tejero, Yáñez, Achraf, Óscar Rodríguez, Quezada, Seoane, Franchu y sus hijos Enzo y Luca Zidane).

A falta de goles, mirar a 'La Fábrica'

"La alineación y esos debuts han sido algo puntual", dejó caer el técnico, también como respuesta a por qué dejo a Casemiro, su chaleco antibalas, en el banquillo. Puntual o no, porque a Zidane también le gustan mucho otros dos castillistas (Antonio Blanco y Miguel Gutiérrez), fue una noche inolvidable para Marvin Park, un jugador de pasaporte inacabable (nació en Palma, de padre nigeriano y madre coreana) y Arribas, el bisturí del Castilla. A falta de goles y una vuelta ilusionante a la Liga, La Fábrica.