CHELSEA 0-LIVERPOOL 2

Thiago ya bate récords de la Premier con el Liverpool

El centrocampista español jugó toda la segunda parte y completó 75 pases, la mejor marca en la Premier en 45 minutos desde que se registra esta estadística.

Thiago Alcantara.
Pool Getty Images

Llegar y besar el santo. Que Thiago encajase en el esquema de Jurgen Klopp no es ninguna sorpresa. Que tras 45 minutos parezca un veterano luciendo la elástica 'red', sí. Y es que, el centrocampista español hizo suya la sala de máquinas del Liverpool en cuanto saltó al terreno de juego tras el descanso (sustituyó a Jordan Henderson). Con 0-0 en el marcador, el internacional de 29 años aportó frescura al juego de los de Merseyside y completó 75 pases en sólo medio partido, mejor marca de la historia de la Premier League desde que en la temporada 2003-04 se comenzase a contabilizar esta estadística.

El récord de Thiago, una vez fue publicado por 'Opta' en Twitter, no cayó en saco roto para la afición del Liverpool, que comenzó a vanagloriarse del fichaje de su nueva estrella. "¡Qué jugador!", "asusta lo que queda por llegar" o "ya es el mejor pasador de la liga" fueron algunos de los comentarios que acompañaron a la publicación. De hecho, el ex del Bayern completó más pases en 45 minutos que cualquier jugador del Chelsea en 90. Un debut de récord.

Klopp siempre se ha confesado como un admirador del juego de Thiago, desde su época como entrenador del Borussia Dortmund, y ha sido el gran valedor de su fichaje. La llegada del '6', además, suma un rol diferente al centro del campo del equipo, con jugadores mucho más físicos y menos finos que el hispanobrasileño (Henderson, Fabinho, Keita, Wijnaldum...).

No deben sorprender, no obstante, actuaciones como la regalada este domingo en la victoria frente al Chelsea, ya que su promedio de pases con el Bayern en los últimos cuatro años era de 82 por partido, con un 91 por ciento de acierto. Números, eso sí, superados en su primera toma de contacto con su nuevo equipo.

Un único lunar

Aunque la actuación tuvo un lunar, el penalti cometido en el 72' que pudo cambiar el sino del partido. Sin embargo, no había lugar para la negatividad y Alisson detuvo la pena máxima a Jorginho (primera que falla como jugador 'blue') para regalarle a Thiago un estreno plácido en el que solo tuvieran cabida los halagos. Jurgen Klopp resumió su partido de la siguiente manera: "Él fue top. Tuvo un gran timing, debo decir. Todavía no está acostumbrado a nuestra forma de pensar, el Bayern jugaba diferente a nosotros. Defensivamente fue un poco complicado, pero con la bola... él quiere moverla". Y vaya si la movió.

Buenas noticias para un Liverpool que, tras un comienzo dubitativo de temporada, ha dado un golpe sobre la mesa en Stamford Bridge gracias al doblete de Mané, el error de Kepa y la gran actuación del nuevo jefe de la sala de máquinas 'red'. Su llegada y la de Diogo Jota demuestran que el campeón de la Premier no se quiere dormir en los laureles de las victorias y aspira a continuar con el legado creado en los últimos años.